Meditación diaria III

Vuestro objetivo es la pureza de corazón…

El fin de vuestra profesión, según el Apóstol, es la vida eterna, en conformidad con aquellas palabras: “Tenéis por fruto la santidad y por fin la vida eterna” (Rom., 6, 22).

Ese fruto u objetivo inmediato es la pureza de corazón, llamada por él, muy justamente, la santidad, y sin la cual sería imposible lograr ese fin. Dicho de otra manera: «Vuestro objetivo es la pureza de corazón, y tenéis por fin la vida eterna.»

Y dice: “Dando al olvido lo que queda atrás, me lanzo en persecución de lo que tengo delante y corro hacia la meta, hacia el galardón de la soberana vocación del Señor” (Fil., 3, 13).

de “Colaciones” de Casiano

__________________________________________________________

Nuevo libro de cabecera en Biblioteca

_____________________________________________________

Esta entrada fue publicada en Meditación diaria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Meditación diaria III

  1. Juan Diego dijo:

    Casiano al enlazar los textos nos da una magnifica guía; su elocuente cita mas una confesión convergen en la conversión, la cita nos acerca más a Dios y la confesión nos aleja del pecado. Y este acercamiento y alejamiento son las dos caras de la única moneda: la conversión cristina.
    Si nosotros identificamos a los ministros, como lo hizo Casiano, encontramos una nueva convergencia, esta vez en la persona del Espíritu Santo. Casiano con su referencia y el confesor son instrumentos vivos del perdón y de la gracia del Espíritu de Dios.
    El encuentro en el que se desarrollan lo sacramental y espiritual, presupone un clima de oración, apertura y escucha del Señor; además de Fe, Esperanza y Amor, y porque no agregar la presencia del discernimiento y consejo.
    Hno. Juan Diego

    Me gusta

  2. uno mas dijo:

    Yo diria : Mi Fín es contribuir a establecer , hoy y ahora, el Reino de Dios en el Universo

    Me gusta

  3. centinela dijo:

    PAX. Este inicio de año podríamos tomar como estandarte esa cita de San Pablo a los Filipenses 3:13 con el objetivo de esforzarnos mas y mas por alcanzar la santidad y ver el rostro del Señor “porque sin santidad nadie verá a Dios”…Pidamosle a Jesús que como el ciego de Jericó nos sane de la ceguera para que podamos ver cuales son esos dioses que debemos echar de nuestra casa (Salmo 81:10, ) porque “mi casa es casa de oración” dice el Señor (Is. 56:7; Lc 19:46). Animo y bendiciones hermanos!!!

    Me gusta

  4. FRANKLIN ALFONSO FONSECA ROSADO dijo:

    Entirndo que el fruto de permanecer en intimidad con el PADRE en su HIJO muy amado no es otro que el de llegar a cumplir aquel llamamiento que nos hace JESUS: sed perfecto como vuestro PADRE CELESTIAL es perfecto. Mirado esto con ojos humanos se ve como un imposible, pero abandonados a la acciòn del ESPIRITU SANTO es una realidad in crescendo. En otras palabras estamos llamados a ser santos en procura de alcanzar la vida ETERNA PARA GOZAR DE LAS ETERNAS BIENAVENTURANZAS. QUE DIOS Y LA VIRGEN NOS AYUDEN EN ESTE CAMINO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s