Meditación XXXV

¡Fiat! Por amor: ¡Fiat!

Hasta ahora, Dios me ha tratado siempre como  a  su  sierva  fiel,  enviándome  muchas contradicciones. Pero ya que me da un valor superior a  las pruebas,  no tengo necesidad de  esforzarme  para  decir  con  sinceridad: ”Fiat”.  Por este motivo mi  dicha es grande y alabo a Dios con todo el corazón.

Diré  de corazón el Magnificat por la disponibilidad que siento en  mí y dejaré que llegue el resto. “Si Dios no construye la casa en vano trabaja el constructor”.

Aunque permanezca  sola  procuraré no   temer y esperaré el momento en que el Señor querrá  hacer florecer la obra. ¡Fiat!  No  sé  nada  más,  no  se  repetir  otra cosa mientras transcurren los días,  mientras recorro mi camino.

Digamos,  por  lo  tanto,  con  las  obras, con  el  corazón  e  incluso  con  los  labios : ¡No soy quien vive, es Cristo que vive en mí!  Vayamos y  muramos  con  Él. En todo, en cualquier sitio y siempre:  ¡Fiat!  Por amor: ¡Fiat! 

La autora es Victorina Le Dieu que ha fundado la congregación

Hermanas de Jesus Redentor.

La imagen y el texto han sido enviados por un participante de la fundación monástica, Monasterio de la Trinitá, en Bogotá, centrados en la adoración eucarística y la reparación.

Haz click aquí para comentar

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Meditación diaria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Meditación XXXV

  1. Monica Patricia Londoño dijo:

    Soy Monica,,, caminante en exilio con el corazon puesto en la promesa. del Señor, quisiera conocer un poco mas la espiritualidad de ustedes, pero no encuentro datos telefonicos.

    Me gusta

    • Gabriel de Santa Maria dijo:

      Hermana Monica, no existen “datos telefonicos”.

      Toda información esta en el blog. Somos fraternidad virtual solamente, iniciada en la labor y entrega del Hno. Mario de Cristo Salvador y otros hermanos y hermanas colaboradores que le siguieron: Hermana Maria; hermano Xavier de la Cruz, Ignacio, etc.).

      Oramos y compartimos sobre la espiritualidad monástica y vocacioens trardias, dentro y fuera del Claustro.

      Con gusto acogermos tu participacion en la medida que Dios te inspire y conduzca.
      Un abrazo fraterno en el Santo Nombre

      Me gusta

  2. Maurice dijo:

    Abrazar a Cristo nuestro amado totalmente desposeido del mundo para solo ser de ÉL cuando me dono por pura gracia Divina, no por mi

    Me gusta

  3. José Ignacio dijo:

    Soy Fr. José Ignacio Ortega, monje de Jesús Redentor, La Madre Victorine Le Dieu, fundó a las Hermanas en 1863, en Francia. Nosotros vivimos la misma espiritualidad y lo hacemos desde la llamada a la vida solitaria. La foto es de la capilla del Monasterio Santa Trinidad, en la ciudad de Bogotá. Si hay algún joven o alguna joven interesados en la espiritualidad de la Reconciliación y la Reparación, pueden ponerse en contacto. Nuestra Madre es una gran mística que vivió la pasión del Señor en los acontecimientos diarios de la vida, en el destierro de su propia comunidad.
    Se me olvidaba decir que esta foto es la que ha sido impresa en los carteles que por la Diócesis de Engativá se han repartido para celebrar el día Pro orántibus, día de la Trinidad y por tanto día de orar por las vocaciones a la vid contemplativa. Unidos en María.
    Fr. José Ignacio María de la Trinidad, HJR

    Me gusta

  4. Carmen dijo:

    Arrodillándonos cada mañana y pidiendo a Dios poder servirles de instrumento, se abren de par en par las puertas de la Gracia. Haz la prueba y confía, notarás su compañía a lo largo del día.

    Me gusta

  5. Oscar Miguel Kowal dijo:

    Es vivir en plena confianza a Dios y… : ¡solo a El debemos entregar nuestro corazón! , así viven los santos .

    Me gusta

  6. CAMINANTE dijo:

    Que podamos confiar y esperar siempre en ti,SEÑOR.

    Me gusta

  7. Leydi dijo:

    Aunq hallan dificultades, si confiamos en Dios siguiendo las enseñanzas de JESUS todo lo podemos superar. EN JESUS SACRAMENTO encontraremos las fuerzas para luchar… DIOS los acompañe y su gran amor, vivelo sientelo en cada dia y en cada anocher en el don de la vida

    Me gusta

  8. uno mas dijo:

    El principio me sobrecoge, me llena de santa envidia (sí eso existe). En luego el Magnificat aunque no sea to de corazon pues si un poquito. En cuanto a mis albañiles, deben estar tomando el bocata porque por mucho que Él se empeña este edificio está en ruina; con la boca Fiat, con las obras, casí siempre, pero ¡ay con el corazón, el trabajo que cuesta! seguid rezando por este ¡GRACIAS!

    Me gusta

  9. Paloma de María dijo:

    Pues muy bonito el texto, ¿no?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s