Lectio divina

Grafía de Guillermo de Saint Thierry

Meditación LXV

120. Luego, a ciertas horas, es necesario dedicarse a una lectura determinada. Pues una lectura improvisada, sin continuidad, como encontrada al azar, no edifica el alma sino que la vuelve inconstante y, tomada a la ligera, desaparece de la memoria más ligeramente todavía.

Por el contrario, es necesario detenerse en los maestros en quienes podemos confiar y el alma debe familiarizarse con ellos.

121. Las Escrituras en particular, requieren ser leídas y también comprendidas en el mismo Espíritu que las inspiró. Jamás entrarás en el pensamiento de Pablo si, por un gran empeño en la lectura y un esfuerzo de meditación asidua, no te impregnas antes de su espíritu.

Jamás comprenderás a David si tu propia experiencia no te reviste de los sentimientos expresados por los salmos….

124. La lectura esta al servicio de la intención. Si el que lee busca verdaderamente a Dios, todo lo que lee coopera con a este fin y el pensamiento del que lee cautiva y reduce a servidumbre la inteligencia del texto en homenaje a Cristo.

Extraído de “Carta de Oro” de Guillermo de Saint Thierry

Pags. 73 y 74 Publicación de los Padres Cistercienses

2003 – Azul, Argentina

Haz click aquí para comentar el texto 

__________________________________

Haz click aquí por acompañamiento espiritual

Esta entrada fue publicada en Meditaciones breves y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Lectio divina

  1. rosa de María dijo:

    Yo quisiera leer más de la Carta de Oro, ¿puedo conseguir el libro por internet? o ¿debo buscarlo para comprarlo?
    Dios les pague.

    Me gusta

  2. Esta meditación me despierta la consciencia de la necesidad de una disciplina interior, una ascesis, para que viva con fidelidad a una lectura seguida sin pasear de un texto al otro.
    La fidelidad a “ciertas horas” es más complicada.
    La lectura de las Escrituras y de los escritos de los Padres de la Iglesia es lo que me ha ayudado más. Al fin encuentro una verdad y una palabra nuevas que configuran mi mirada y mi vida.

    Me gusta

  3. esteban dijo:

    Andar a las corridas, trabajar mucho, problemas con la familia, la situación económica apremiante, los hijos y sus realidades, el cónyuge y lo suyo. De repente PARAR, PARAR Y LEER. ¡Qué difícil se hace tener el mismo espíritu de quien lo escribe!. Pero no dejo de intentarlo. El Espíritu me llevará a poner mi espíritu en el espíritu de quien escribió el texto. Pero de verdad que me significa un gran esfuerzo.

    Me gusta

  4. Jaire dijo:

    Cómo dejar hacer q el Espiritu haga q yo sienta como Pablo, como David? Suplicandole q lo haga…

    Me gusta

  5. uno mas dijo:

    El lenguaje, como expresion de los sentimientos, es, muy pobre pero es DON que DIOS me da por lo que lo recreo con la meditacion, la rumiacion y LA CONTEMPLACION.
    Es muy interesante evitar la dispersion a traves de centrarse en la lectura de un solo escritor para que así a traves de su lenguaje pueda acercarme mas a lo que su alma Contemplo.

    Me gusta

  6. PAX
    ayer después de la hora nona fue mi ceremonia de oblación y en la carta a los Tesalonicenses leía la Madre Priora: “revestíos con un traje nuevo” y lo tomé como un constante vestirse y desvestirse…la conversión: la tarea diaria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s