Los dos caminos

«Hay dos caminos: uno de la vida y otro de la muerte; pero es grande la diferencia que hay entre los dos caminos.

El camino de la vida es éste: en primer lugar, amarás a Dios, que te ha creado; en segundo lugar, a tu prójimo como a ti mismo. Y todo lo que no quieres que se haga contigo, no lo hagas tú tampoco a otro.

Escribiendo el alma

Pero la enseñanza de estas palabras es ésta: bendigan a los que los maldicen y rueguen por sus enemigos, ayunen por los que los persiguen. ¿Qué mérito tiene que amen a los que los aman? ¿No hacen también eso mismo los paganos? Ustedes amen a los que los odian y no tendrán enemigos.

Aléjate de los deseos carnales y corporales. Si alguno te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra y serás perfecto. Si alguien te fuerza a ir con él por espacio de un kilómetro, acompáñale dos. Si alguien te quita el manto, dale también la túnica. Si alguien te lleva lo que es tuyo, no se lo reclames, pues no debes. 

A todo el que te pida, dale y no se lo reclames; porque el Padre quiere que a todos se dé de los propios dones. Bienaventurado el que da, conforme al mandamiento, porque será inocente. Pero ¡ay del que recibe! Pues si recibe por estar necesitado, será inocente; pero el que recibe sin sufrir necesidad, tendrá que dar cuenta de por qué recibió y para qué. Será puesto en prisión y no saldrá de allí hasta haber pagado hasta el último céntimo.

Pero también acerca de esto se ha dicho: “Que tu limosna transpire en tus manos, hasta que sepas a quién se la das”.

Texto parcial de La Didachè o Doctrina de los doce Apóstoles (s. II)

Extraído de: http://www.monasterio.org.ar/patristica-2.htm 

Haz click aquí para comentar

Links de hoy:

Profesión perpetua

Angelo-iconos 

_______________________________________________________

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en formación monástica, Meditaciones breves y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Los dos caminos

  1. marsella López dijo:

    Cuando uno encuentra a gente en la calle que le pide no puede detenersea averiguar quien es pienso que hay que dar con generosidad hasta lo que puede y dejar el juicio a Dios, preferible equivocarse por dar y no por no dar Dios devuelve y ayuda si se da por amor a El.30 de octubre de 2011

    Me gusta

  2. Beatriz dijo:

    Me vino a las manos este pensamiento de Madre Teresa y siento que puede inspirarnos en este camino detrás del Maestro:” Da al mundo lo mejor que tienes y quizá nunca será suficiente;da al mundo lo mejor que tienes de todos modos.
    Al final todo es entre tú y Dios…” y el límite para Dios es la vida misma: “Nadie tiene mayor Amor que el que da la vida …” Que Él de fuerzas a los que perseveran en esa entrega.

    Me gusta

  3. rosa de María dijo:

    Mi director espiritual me dice constantemente que debo cambiar el “amar al prójimo como a mí mismo” por el de “amar al prójimo como Dios me ha amado”, y al meditar este cambio me doy cuenta que es cuando mi caridad cambia y entonces la caridad que yo pueda hacer la debo hacer en la medida en que Dios es caritativo conmigo, es decir, infinitamente.

    Me gusta

  4. Hilda dijo:

    Esta lectura me llega justo hoy como una respuesta del Señor. Tuve mucho tiempo varas bolsas de cosas para dar y no encontraba a quien. Hoy pasa a mi lado una futura madre con dos niños tirando de un carrito con sus manos. Sentí que el Espíritu me decía es para ella. Ellos me agradecieron pero a mi me dejó no solo una gan paz y alegría sino confirmar que la Presencia del Señor nos muestra cuando actuar. En unión de oraciones. Hilda

    Me gusta

  5. Gaby Ramírez Rojas dijo:

    Siempre cuidar que camino elegimos, ese donde el encuentro con el Amado nos de paz aun en los sufrimientos.

    Me gusta

  6. uno mas dijo:

    Cuando doy mi supuesto futuro (tarjeta de credito) siento un gran placer mas miedo me da sea porque susbconscientemente spento que he hecho bien.
    El AMOR a los enemigos y la otra mejilla creo que se manifiesta en no hacer JUICIO sobre nadie (me placio en sumo grado el conocer que Nuestros Hermanos Coptos celebraban todos los años una misa por el alma de Judas Iscariote)-
    Es estupendo esto del anonimato

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s