Meditación LXIX

Cuál no será preciso que sea mi gracia y la fuerza de mi gracia para que esta pequena esperanza siga estando viva?

ESPERANZA

Pero la esperanza, dice Dios, esto si que me estraña, me extraña a Mí mismo, que estos pobres hijos veán cómo marchan hoy las cosas y crean que mañana irá todo mejor, esto sí que es asombroso y es con mucho la mayor maravilla de nuestra gracia.

Yo mismo estoy asombrado de ello. Es preciso que mi gracia sea efectivamente de una fuerza increíble y que brote de una fuente inagotable desde que comenzó a brotar por la primera vez como un río de sangre del costado abierto de mi Hijo.

Que esta pequeña esperanza, vacilante ante el soplo del pecado, siga estando viva, se mantenga tan fiel, tan en pie, tan invencible y tan pura e inmortal, como la pequeña llama del santuário…

De esta manera una llama vacilante ha atravesado el espesor de los tiempos, una llama imposible de apagar al soplo de la muerte, la ESPERANZA.

La Fe es una esposa fiel, la la Caridad es una madre, una madre ardiente, toda corazón, o quizá es una hermana mayor que es como una madre.

Por el camino empinado, arenoso y estrecho, colgada de los brazos de sus dos hermanas, la Fe y la Caridad, que la llevan de la mano va la pequena ESPERANZA.

Pero, en la realidad, es ella la que hace andar a las otras dos, y que las arrastra, y la que hace andar al mundo entero, y la que le arrastra.

Charles Péguy-Las Tres Virtudes. Palabras Cristianas. Salamanca:Sígueme, 2002.

Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Meditación LXIX

  1. rosa de María dijo:

    Recuerdo un pasaje del libro “la nube del desconocimiento”, en donde decía que la Fe es la luz que tan intensa que no permite ver, deja ciego. Esto me llamó la atención pero para mí ha sido verdad, no es que se haya perdido la FE, o que sienta que Dios me ha abandonado, porque no es verdad, porque en el camino espiritual no se trata de “sentir” o “o no sentir”. Es ahí cuando viene la Esperanza, si, para mí se conjugan las 3, pues por el Amor (la Caridad) espero (la esperanza) a quien de verdad le creo (la fe).

    Me gusta

  2. Hilda dijo:

    Que virtud tan imprescindible para vivir nuestra Fe. La esperanza que nos da la fuerza de seguir,, pese a todas las dificultades,, buscando, a veces en penumbra,, en sequedad, a Aquel a quien amamos sobre todas las cosas. Muchas gracias

    Me gusta

  3. uno mas dijo:

    Cuando vivo en “el Reino” La Esperazza es una dulce compañera que me impulsa en mi quehacer cotidiano.
    Más ¡ay! muchos ratos del dia pierdo su bella mano y mi Espiritu se sumerge en un mar de confusión.

    Me gusta

    • Anónimo dijo:

      Cuando la dulce compañera parece abandonarnos o nos soltamos de su mano es una ilusión , la Esperanza está pero no lo notamos … Cuando me parece estar en un mar de confusión , como si pasara en medio de un viento muy fuerte que remueve , desordena y confunde todo en mi interior y también en mi cotidiano peregrinar por este mundo, que se vuelve inhóspito y hostil muchas veces, es entonces donde a oscuras camino en pura FE y Sé que el Señor está ahí , aquí , atrás , adelante , a mi izquierda , a mi derecha caminado conmigo . Parece , sólo parece, que no está , que nos ha dejado a solas , pero uno aprende a conocer al Amado y SABE por FE que El nos tiene a prueba y eso es bueno … El es el Padre , el gran Maestro , Amigo, Esposo y nos está enseñando a vivir sin arrimo a criatura alguna … Sólo en El…. Es en el desierto , en medio de confusiones, de la aridez y “la oscuridad” dónde el Amado puede mostrarnos su Rostro .
      Alegrémonos !
      El mar que amenazaba con hundirnos se vuelve calmo y la oscuridad se vuelve un Oceano de Paz y estamos como sus santos dentro de su Corazón , como escondidos en su Amor . Ahí en su Corazón estamos sin tiempo , en lo Eterno , en el Cielo…Oceano de Amor , Paz ,Luz que no enceguece aunque brilla más que el sol de mediodía … Si bien puede durar un instante , un segundo , estamos en su Presencia … Ahí todo es Eternidad … En esta vida , dónde habitamos un cuerpo no podríamos en la carne seguir viviendo …
      Alegremonos!
      Jesús venció a la muerte por Amor a nosotros y nuestra Madre la llena de Gracia , ha pisado la cola y la cabeza de la Serpiente
      No miremos el mundo , este es sólo un espejismo , un reflejo que busca mostrarnos todas las tentaciones que en el hay , que arrastran nuestra carne llena de debilidades y nuestras pobres pasiones no bien sujetas que se rebelan y pretenden matar el Espíritu !
      Pero nosotros ya somos más que vencedores en Cristo nuestro Señor que pagó el rescate por sus ovejas …
      ALEGREMONOS !
      BENDITO ES EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR !

      Me gusta

  4. pdjesus dijo:

    Un fraterno abrazo en Cristo en esta hora en la que por su gracia soy conducida y atravieso el desierto
    “Por el camino empinado, arenoso y estrecho, colgada de los brazos de sus dos hermanas, la Fe y la Caridad, que la llevan de la mano va la pequena ESPERANZA.
    Pero, en la realidad, es ella la que hace andar a las otras dos, y que las arrastra, y la que hace andar al mundo entero, y la que le arrastra”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s