El lugar del amor

Tan intensa y violenta es la compasión...

 Qué es un corazón compasivo? Es un corazón que arde por toda la creación, por todos los hombres, por los pájaros, por las bestias, por los demonios, por toda criatura.

Cuando piensa en ellos y cuando los ve, sus ojos se llenan de lágrimas. Tan intensa y violenta es su compasión, tan grande es su constancia, que su corazón se encoge y no puede soportar oír o presenciar el más mínimo daño o tristeza en el seno de la creación.

Por eso es por lo que, con lágrimas intercede sin cesar por los animales irracionales, por los enemigos de la verdad y por todos los que le molestan, para que sean preservados del mal y perdonados. Es inmensa  la compasión que se eleva de su corazón – una compasión sin límites.

Isaac el Sírio. Vol. VI, Centurias sobre el amor, II, 48,p40.

Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a El lugar del amor

  1. Zenon dijo:

    Hola herman@s,

    En español tienen una selección de textos de San Isaac en el libro siguiente:
    “EL DON DE LA HUMILDAD. Itinerario para la vida espiritual”. Ediciones Sígueme, Colección Ichthys. Salamanca 2007

    En francés hay, me parece dos publicaciones con los textos más o menos completos. La más moderna es la siguiente:

    DISCOURS ASCETIQUES selon la version grecque”, Saint Isaac le Syrien; Monastère Saint-Antoine-le-Grand/Monastère de Solan; 2006

    Existe también versión inglesa e italiana. Esperemos alguien se anime a hacernos una buena para todo el público de lengua española.

    En cuanto a lo de arder de amor por los demonios un santo anciano me lo explicó una vez, no sé si recuerdo bien la explicación. En la Iglesia Ortodoxa u oriental católica esto se entiende fácilmente porque forma parte de la tradición tal como les ha llegado el cristianismo. Creo que el corazón inflamado por el amor divino no excluye en su amor a ninguna de las criaturas salidas de la mano del Creador, y en ese sentido “ama” verdaderamente incluso a los demonios, que se hicieron en un momento enemigos de Dios, pero que en el principio habían sido creados buenos por amor. Sería la expresión máxima del “amor a los enemigos”. Sin embargo no habría que confundir las cosas. Que les amemos no quiere decir que “tengamos parte con ellos” (según la expresión de San Pablo). Ellos, en su libertad -infinitamente más perfecta que la nuestra- de modo misterioso para nosotros “eligieron” separarse de Dios y de los planes de Dios. De hecho odian a los hombres y mujeres y como dice Ap 12, como fueron expulsados del Cielo (donde ya no quedó sitio para ellos) y fueron arrojados a la tierra, hicieron primero la guerra a “La Mujer”, pero como tampoco pudieron con Ella, se fueron a hacer la guerra contra los hijos de La Mujer, los que guardan los mandamientos de Dios.

    Bueno herman@s, espero haberos aclarado algo. Y si en algo se me puede aclarar a mí, espero vuestras respuestas.

    Me gusta

  2. Laura dijo:

    Cuando nos conocemos a nosotros mismos, nos damos cuenta de cuantos demonios hay en nuestro interior, que no se integran a la Voluntad de Dios, si nos amamos como somos, con nuestros límites es una forma de compasión que incluye a todo, lo bueno y lo malo, Jesús nos ama a cada uno, así como somos, pequeños y con múltiples desaciertos. Un ejemplo lo tenemos en Pedro, que por un lado le dijo a Jesús que era el Hijo de Dios, y por otro lado no aceptaba que fuera perseguido y lo quería salvar al modo puramente humano, Jesús le dice “Äléjate satanás”

    Me gusta

  3. olga dijo:

    Hermana maría
    En esta lectura, sobre la oración hay algo que no entiendo es orar por los demonio.
    Es orar por las personas que hacen tanto daño, por secuestradores, asesinos etc, es eso
    me gustaria que me explicara por favor
    Isaac el Sírio. Vol. VI, Centurias sobre el amor, a donde lo puedo leer
    gracias

    Me gusta

    • hermanamaria dijo:

      Yo también no lo entendí muy bien hasta pensé suprimirlo en lo texto, lo que no seria correcto. Entiendo que el amor de Dios es tan profundo y vasto que hasta puede tener compasión de sus inimigos más grandes.

      Me gusta

      • Francella dijo:

        Pero es que, hasta donde yo tengo entendido, el amor de Dios es tan grande, tan infinitamente vasto que es capaz de sentir amor hasta por sus ángeles caidos, ya que los demonios no son contraparte de Dios sino de los ángeles. Por ahí leí y no me acuerdo donde que San Miguel arcángel es el único “rival” de satanás porque Dios los creó a los dos pero que uno fuera desobediente y el otro la obediencia y caridad misma, ya es otra cosa

        Me gusta

  4. anónimo dijo:

    La SANTÍSIMA TRINIDAD los bendiga a quien prepara con amor estas meditaciones y a todos porque con sus comentarios y reflexiones dan luz a mi entendimiento.

    Me gusta

  5. rosa de María dijo:

    Una vez más, ¿alguien sabe donde puedo conseguir este libro??? gracias.

    Me gusta

  6. Milagros dijo:

    El ejercicio constante de la compasión es una vía excelente para desarrollar la Presencia de Dios en nuestras vidas. Dios es amor, y el amor es por un lado alegría por la Vida, la Verdad; por el otro, compasión hacia los hermanos que aún no ven, y no saben lo que hacen.

    Me gusta

  7. sopaclamilo dijo:

    Hermanos, la vida es sufrimiento pero nuestro Señor nos dió el remedio para todo: compasión y desapego. ¡Pido a Dios desarrollar esas virtudes en las que soy tan poco aventajado! Aprender de todos vosotros con oración, humildad y silencio.

    Me gusta

  8. Anónimo dijo:

    La idea de amar a los demonios me resulta un tanto extraña

    Me gusta

    • rosa de María dijo:

      Pienso yo que se refiere no a “amar” a los demonios, sino a “compadecerse”, pues han perdido la gloria que ya tenían ganada y por soberbios lo perdieron todo, y pienso que se refiere a un corazón que arde de amor a Dios y que hasta quisiera reparar a Dios lo que los demonios han destrozado. Yo pienso eso, si estoy mal corrijan me por favor

      Me gusta

  9. Anónimo dijo:

    me hizo acordar, lo que se decia de San francisco de Asis, que vivia con lagrimas en los ojos y cuando le preguntaron ¿por que lloraba tanto? respondia, ¿es que nadia ama al amor?
    somos tan poco compasivos, tan poco humildes, si dejaramos habitarnos por el Espiritu Santo
    tendriamos una compasion sin limites como nos anuncia Isaac

    Me gusta

  10. hjrcolombia dijo:

    Extremadamente bello lo que Isaac, nos dice, aprendamos humildmeente a tener un corazón compasivo, ya que el nuestro es duro y sin compasióm. Que no se nos olvide la misericordia que Dios ha tenido, tiene y tendrá por el nuestro. Así, mismo perdonemos.

    Me gusta

  11. rosa de María dijo:

    donde puedo conseguir este libro??

    Me gusta

  12. Marcita dijo:

    Hermosa reflexion sobre la compasion, queee lindaaa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s