De los Apotegmas de los Padres del Desierto

  

  • Alguien relató lo siguiente:

“Tres amigos se hicieron monjes. Uno de ellos se propuso esforzarse en reconciliar a los hombres, según lo escrito: ´Dichosos los pacíficos´; otro se propuso visitar a los enfermos; el último, se decidió por la quietud en la soledad . El primero, se movía entre la gente, pero cada día se daba cuenta de lo difícil que era conseguir su objetivo. Y se desanimó. Fue a ver a su amigo y también lo encontró con la moral baja porque no podía cumplir la obra de visitar a los enfermos, que es un mandamiento divino. De común acuerdo, fueron a visitar al que vivía solo. Le contaron su caso al tiempo que le rogaban les dijera lo que había conseguido él. Este se quedó un momento en silencio; llenó un barreño de agua y les dijo:

-“Mirad el agua. Está removida”.

Un ratito después, les dice:

-“Mirad qué limpia está”.

Se agacharon y sus rostros los veían como si de un espejo se tratara. Así es quien se mueve entre la gente: los ajetreos le impiden ver sus propios pecados; pero si llega a la quietud, y más en el desierto, los identificará”. (156)

J. Martorell, “Los Padres del Desierto” Ed. Punto, Valencia, 1982 p. 44

Esta entrada fue publicada en Meditación diaria. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a De los Apotegmas de los Padres del Desierto

  1. Anónimo dijo:

    orad insistentemente sin descansar…..la oracion del pregrino ruso …es un ejemplo a seguir….pero Dios suscita muchas carismas dentro de la iglesia..para algunos la oracon, otros la limosna, otros el servicio al projimo…etc..pero todos nos llevana su presencia …lo importante es hacerlo con mucho amor….

    Me gusta

  2. Gaby dijo:

    Perdón me equivoque es hombres de acción. gracias

    Me gusta

  3. Gaby dijo:

    Ser contemplativos y después hombres de oración. S. D. Félix de Jesús Rougier.

    Me gusta

  4. Soy Monja Contemplativa, después de 22 años de ser Religiosa de Vida Apostólica. Ya llevo 12 en este intento de FIDELIDAD a toda prueba, en la que ser coherente con la parcelita de Reino que Dios nos confia en cada época de nuestras pequeñas opciones, es lo único que puedo constatar, pues en todo lo demás solo puedo decir con mis hermanos-as, “siervos inútiles somos… solo hice lo que debía…”. Así que hermanos-as de la vida Apostólica, Cristianos-as de a pie, Monjes-as … nuestra opción es solo una: ENAMORARNOS del Señor y de la Causa de su Reino, allí donde y cuando Él quiere… Lo nuestro, en esta fe latente y viva, es amarlo, darle la Gloria que se merece, y adorarlo, aunque no lo necesita, y DESPUÉS O SIMULTÁNEAMENTE DESPUES, darnos a los demás desde el interceder, desde el servir.
    “Solo Dios basta” !!! “Que locos somos si no somos santos” !!!!

    Teresita de la Caridad o.p.

    Me gusta

  5. Anónimo dijo:

    desde Cristo, sigue vivo el gran debate: vida de Apostolado, o vida contemplativa. Las dos son carisimas a Dios, pero Dios en su infinita Sabiduria, nos deja la eleccion…Dios esta en todas partes, en el ruido y en el silencio. Todos los caminos conducen a Dios, siempre y cuando estemos dispuestos a introducirnos en ellos y perseverar en el tiempo.
    Personalmente, hace años, obte por la contemplacion, apartado del ruido con una vida sencilla e insignificante. Todavia hoy los demonios interiores siguen atormentando mi dia a dia. Los pecados
    capitales afloran, cada vez que olvido el camino que conduce a Dios. Solo la oracion sincera y firme devuelven la paz en Cristo.

    Me gusta

  6. Maria Teresa dijo:

    Sin poner a Dios en primer lugar, ningún apostolado puede tener sentido. Hay que ir siempre a la fuente que es Dios y para llegar a Dios es necesaria la soledad y el silencio interior.

    Me gusta

  7. EDUARDO dijo:

    EN EL SILENCIO ENCONTRAMOS AL PADRE Y A LA MADRE QUE NOS LLEVA A ENCONTRAR EL REINO DE DIOS Y SER PARTE DE EL , ANUNCIANDO QUE LE AMOR MAS GRANDE ES CUANDO SOMOS PARTE DE LOS DOS, EN UNA SOLA UNIDAD DE AMOR.

    Me gusta

  8. Pablo dijo:

    Edificante , mas aun para quienes nos debatimos con el ajetreo de grandes ciudades..silencio y paz para cada uno de ustedes hermanos, en oración desde Bs. As.

    Me gusta

  9. Rosa María dijo:

    Que importante es la vida en silencio! yo amo y lo necesito por que “me enturbio” con rapidez. Gracias por la enseñanza.

    Me gusta

  10. Anónimo dijo:

    Gracias que bella refección.

    Me gusta

  11. Leire dijo:

    Quiero dar las gracias a todos los herman@s que regularmente nos enriquecen con sus aportaciones. Esta lectura ha dado respuesta a mi oración de la mañana. Gracias a vosotr@s y gracias al Espíritu que habla por medio de los hermanos.

    Me gusta

  12. uno mas dijo:

    Es muy hermoso como La Contemplacion nos permite estar mas cerca de Dios que la Acción (por muy caritativa que esta sea) mas no debemos olvidar que nuestra mision , en cada momento, está marcada por El Espiritu Santo (Ël es quien nos pule) y nosotros, entregados a Cristo, tenemos que cumplir aquella Voluntad de Beneplacito que el Padre nos tiene encomendada, en su infinita Sabiduria.

    Me gusta

    • Salvador dijo:

      Pienso que sí, la Contemplación permite al alma vislumbrar -de una manera muy especial- la magnitud del amor de Dios. Alguien dijo: “es la fe enamorada”

      Me gusta

  13. carloslacourt dijo:

    La anécdota de los tres monjes tiene que ver con la expectativa ansiosa de los discípulos de Cristo el día de la Ascensión. ¿Es ahora que vas a instaurar el Reino de Israel ?
    No, nuestra misión es anunciar el Reino hasta los confines de la tierra, sin esperar resultados.
    Es decir sembrar con la oración del último monje, ser servicial como el segundo monje y buscar ser vehículo de reconciliación como el primero, pero sin pretender ver resultados, ya que somos siervos inútiles, solo cumplimos lo que debemos hacer..

    Me gusta

  14. Anónimo dijo:

    ¡Gracias he aprendido mas hoy !

    Me gusta

  15. Manuel del Hermano Rafael dijo:

    Que gran verdad somos capacs de ver los pequeños defectos de los demás y no vemos la viga en nuestro propio ojo; o sea nuestros grande pecados
    Lo mismo ocurre cuando estamos en oración tratamos de buscar las mejores y más místicas palabras para agradar a Jesucristo, cuando en realidad lo que Jesús quiere de nosotros es que seamos nosotros mismos, que le hablemos como le hablamos a un amigo a otro sin grandes retóricas, que sea igual que el agua del caldero, o el agua crisdtalina del rio cuando discurre lentamente sin prisas pero en cada gota del aguaque lleva al chocar contra laspiedras del fondo cantan de alegría a su Creador y asi debemos ser nosotros como el agua cristalina, y mirar solamente para Dios, a través de la oración y sobre todo practicar la Caridad con los hermanos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s