La Eucaristía, centro de nuestra vida. Año de la fe

 

Y  la pregunta que planteo es: ¿Qué grado alcanza nuestra fe en la Eucaristía? ¿cómo anda nuestro corazón?

Podríamos decir que nuestra vida espiritual vale lo que vale nuestra piedad eucarística. O sea, la Eucaristía es, sin ninguna duda, el centro, la raíz –lo dice el Concilio Vaticano II-, el culmen de la vida cristiana. En la Eucaristía recibimos todos los dones, es pura gratuidad, se nos da, no se nos quita nada, se nos regala. Hay gente que cree que por ir a Misa tiene que dejar, tiene que perder, media hora o una hora. Y no, no es perder algo, es que todo se te da.

Estaba yo una vez en un colegio al que iba a confesar a niños y entré en la capilla. Allí encontré a un chaval comiéndose un bocadillo debajo del Sagrario. “¡Hombre! –pensé yo-, esto no es que sea una herejía, pero, en fin, tampoco parece el lugar más adecuado, ahí con el Sagrario”. Me acerqué a él, con cara de circunspecto, y le dije: “¡Pero bueno!, con todo el patio que tienes ahí para tomar tu almuerzo, y tienes que tomártelo aquí”. Y me contestó: “Es que Jesús es el único amigo que no me pide bocadillo”.

A mí, la verdad, es que me dejó fuera de combate. Y me decía a mí mismo:  “Pues nada, le dejaremos aquí; se ve que el pobre chico lleva el bocadillo todos los días y su madre es una especialista haciendo bocadillos, y debe ser que todo el mundo le va pidiendo un mordisco, y otro, y se queda sin bocadillo; así que se va con un amigo que tiene y que nunca le pide nada”.

Jesús no pide nada. Nos da. La Eucaristía es pura gratuidad.

¿Cómo es nuestra piedad Eucarística?, ¿cómo vivimos nuestra necesidad de la Eucaristía?. Es fundamental. Es más importante de lo que parece y ya lo parece mucho…

 

PABLO DOMÍNGUEZ PRIETO. “Hasta la Cumbre. Testamento Espiritual”. San Pablo, Madrid, 2009, pp.107-109

___AÑO DE LA FE__

Porta Fidei. 25 Frases…

Consideraciones sobre El Año de la Fe

Videos y recursos sobre el Año de la Fe

Esta entrada fue publicada en Vida en Cristo. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La Eucaristía, centro de nuestra vida. Año de la fe

  1. JACEV dijo:

    CÓMO NO AGRADECER A JESUS POR HACERSE PEQUEÑO, FRAGIL EN LA EUCARISTIA Y TODO PARA QUE NO LE TENGAMOS MIEDO, Y NOS PODAMOS ACERCAR A EL, Y ES MÁS LE PODEMOS COMER, EL PUEDE Y QUIERE ESTAR CON NOSOTROS, DENTRO DE NOSOTROS. ¡GRACIAS MI JESUS AMADO, GRACIAS !!!

    Me gusta

  2. María dijo:

    No se pierde nada, se gana todo…. para siempre, siempre…. siempre…. Hacerse uno con el Hijo de Dios… y tantas veces uno se descentra, se desraiza, se queda sin el culmen. Perdóname Jesús, abre mi corazón para vivir centrada en esta ofrenda gratuita de tu Majestad….

    Me gusta

  3. Ruben dijo:

    Yo podria decir que es lo que me devolvio la vida, cuando atentaban contra mi vida con venenos, yo me dirigia tambaleando hasta la Eucaristia y volvia a recuperar mis fuerzas, asi se repetia por mucho tiempo, hasta que me percate de donde venia mi mal, ALABADO SEAS MI SEÑOR EUCARISTIA¡¡¡¡¡Hno Ruben

    Me gusta

  4. Jaime Arturo Gil dijo:

    La eucaristia es el sacrficio perfecto hacia Dios, es la oración perfecta, es el alimento de mi alma.
    En donde puedo encotrar algo más gratificante?

    Me gusta

  5. Marcia dijo:

    La Eucaristía, Cuerpo y Sangre de Cristo, Pan de Vida para los Cristianos, pero antes hay que cumplir con el Sacramento de la Confesión y Penitencia, allá vamos Basilica de San Francisco de Quito….

    Me gusta

  6. Segura, Miguel Ángel. dijo:

    Cuerpo y sangre del Señor Jesús.Es cierto, totalmente GRACIA.Pero es Gracia nos hace más Jesucristo, cuando comemos la Eucaristía. Es alimento , cercanía; entre Jesús y Yo.Es además un momento de contemplación,porque Jesús está conmigo, y Yo estoy con Él, es un momento único en la Misa principalmente.Bendiciones.

    Me gusta

  7. Carlos dijo:

    Graças e Louvores sejam dados a cada momento, ao Santíssimo e Diviníssimo Sacramento!

    Me gusta

  8. La verdad es que tengo tantas cosas que decir com un comentario sobre la eucaristia que casi prefiero no decir nada, casi simplemente contemplar el relato, en puro “extasis!” si, porque me he quedado contemplando al Señor de bien que me ha parecido simplemente maravilloso… para el Señor no hay palabras… Muchas gracias por este y por todos los posts

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s