Silencios para recibir el año nuevo

Nuestra Señora del Silencio

Tu silencio es la arena de un desierto
donde se funden palabras y presagios
como barcos difíciles a esa caricia
blanca que se llama dolor.

Me invades: sencillo y ausente.
Cercano, puro, frágil, pleno.
Oh Cielo derramado en heridas,
oh lluvia sin palabras!

¡Luz del trigal y Sangre del racimo,
Transmutada Presencia, intimidad
de Amigo y Dios conmigo!:
Tu Cuerpo  y  Sacramento
es bendición en el silencio ungido.

Tu silencio es distancia cercanísima,
donde se precipita suave la lluvia
de septiembre: el manto de tu otoño
cubre mi alma del dolor y deseo
que siembras con tu ausencia.

Tu silencio es el cobre
donde destilan los planetas
su música de estrellas.
Mi pan necesario y mi afán,
mi infinito descanso.
Mi pozo de luz negra
que ilumina, deslumbra,
ciega de tan pura, tan bella.

Adoro, y me recreas.
En tu desierto de silencios
me dejo amar para nacer de nuevo.


Enlace a un Oración para terminar el año

Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros, Poesia religiosa. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Silencios para recibir el año nuevo

  1. Encuentro paz al leer todo lo que sale en estas paginas. Es un descanso en el camino……
    Estando a punto de jubilarme podria hacer lo que quizá siempre he querido hacer?…..o quizá Dios solo llama a las jovenes que tienen una vida por delante….
    Me gustaria que alguien me dijera alogo

    Un saludo
    Rea Silvia

    Me gusta

    • Claudio Pini dijo:

      La Paz del Señor descienda y permanezca contigo. Querida hermana, el tiempo de amar es hoy porque El esta aqui, ahora y siempre. Suele pasar que nosotros necesitamos “tiempo” para encontrarnos en ese presente eterno, que si bien vive dentro nuestro, esta cubierto de capas, como de cebolla, que debemos ir separando para llegar al centro del Alma, que una vez descubierta irradia la luz de Dios, que hizo a su imagen u semejanza y recien ahi cuando se detiene el tiempo del hombre, comienza a fluir la eternidad de Dios en nuestra conciencia.

      Tardamos en “darnos cuenta” de esa realidad trascendente que somos, necesitamos experiencias, que involucren sentimientos, pensamientos, deseos distintos, crisis, esencialmente entrar en el misterio de la Cruz, que es el misterio del Amor mas perfecto, de la entrega mas sublime y plena, en la obediencia, la humildad y la fe, que asi ilumina nuestras zonas oscuras, que solo cuando son puestas a la Luz, del que es la Luz pueden comenzar a ser sanadas, por la gracia de Dios, que nunca disminuye, sino que en la medida de nuestra entrega, va creciendo en intensidad y nos prepara para recibir los dones del Espiritu Santo, para convertirnos en colaboradores amados en la perfeccion de la obra que el Señor comenzo en la Creación, restauro con la Encarnacion, Muerte y Resurreccion del Hijo unigenito, y se esta completando en nuestra carne, con la ayuda esencial de aquellos dones y la presencia viva del Señor y de su Santa Madre, en la Iglesia donde los sacramentos confirman en la gracia, combatiendo con las armas de la fe, la verdad y el amor, al unico enemigo de la raza humana, que aunque vencido por los meritos del Señor, contribuye sin quererlo a la perfeccion de los hijos de Eva, que ahora somos los hijos de Maria, que con su pie desnudo pisa la cabeza de la serpiente, el dragon antiguo.

      Si no fuera por la gracia y el amor de Dios, ningun ser humano seria capaz de superar las barreras del espacio y el tiempo, pero por el beneplacito de Dios, la eternidad irrumpe en nuestras potencias y podemos comenzar a vivir esa experiencia en cualquier momento de nuestra efimera existencia.

      Recuerda que el llamado de Moises fue aproximadamente a los 80 años y el de Abraham cerca de los 90 años, y han sido dos de los grandes testimonios de la Alianza y la fidelidad de Dios con los hombres. Busca con paciencia y sin pausa ese encuentro personal con el Rey de la creacion y aunque parezca que no aparece, no abandones su busqueda, insiste, ruega, reza, ama, sirve, golpea, mira a Maria y ella te abrira la puerta, no necesariamente tienes que estar en algun lugar especifico, para encontrarlo, El ya esta dentro tuyo, cuando El se te revele, porque asi lo hara, sabras exactamente, que El es tu lugar, tu juventud, tu tiempo, lo que tanto esperas, porque El te espera desde que te creo, te sostiene siempre y te atrae hacia su Amor,sin importar tus arrugas, tu debilidad o tu cansancio.

      Esperemos en el silencio, la suave voz del Amor, unidos en la Fe, orando por la union y la paz entre los hombres y El hara nuestro tiempo, eterno, luminoso y posible. Paz y Bien.

      Me gusta

  2. Claudio Pini dijo:

    El Padre ama al Hijo y el Amor entre ellos que es Espiritu creador y santificador, sin salir de si mismo, mueve, anima, eleva, impulsa, dona, y multiplica lo uno y trino en la diversidad de cada nueva existencia. Lo natural se plenifica y alcanza la perfeccion misteriosamente obedeciendo las leyes a las cuales esta sometido, anticipando la maravilla de la humildad de lo creado que mira a su Creador y es mirado por El, para surgir con plenitud de la nada hacia el Ser que recibe aun sin conciencia de ello. La respuesta de lo natural es directa, no cuestiona, tiene la medida, el peso, la forma y la belleza que recibe en lo que totalmente sera hecho como una expresion inicial y plena, que alcanzara su maximo grado de perfeccion sin necesidad de una voluntad que coparticipe en ese momento de creacion, solo ser algo unico, distinto, perfecto, ordenado a la totalidad, para beneficio de la Vida, que prepara la materia para recibir el Alma, que como imagen y semejanza de Dios, sera primero el grano de trigo y luego la espiga, que nos dara el pan de la vida eterna. Asi llegara por el amor y el poder de la Divina Familia la maxima expresion de ese amor: el hombre. Porque en el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios y todo fue hecho por El, la Palabra eterna, que nos habre al silencio sagrado de Dios en nuestro interior, el lenguage de Dios, al cual llegamos desnudos, pobres, humildes, en la oscuridad y en el silencio, pero que a la vez es Luz Divina, consuelo, gracia, poder, paciencia, virtud, solo si yo lo quiero, porque la perfeccion humana a diferencia de la natural, busca de mi, espera de mi, se hizo Hombre, sin dejar de ser Dios, para abrirme los cielos y la tierra, hoy y mañana, en el tiempo y en la eternidad, hacia una perfeccion que no tendra fin, porque la Palabra que hoy aqui es en el silencio, en la plenitud de los tiempos, sera la vision infinita de quien me vio, me conocio, me amo, me creo, me sustenta, me espera, me atrae y me recibira para siempre en su seno, junto con todos mis hermanos, porque el Padre el Hijo y el Espiritu Santo, me han sobreabundado de gracia, al darme una Madre que me concibe y me eleva hacia la plenitud de la Gracia y a la perfeccion que ella misma dio a luz, la Luz por la cual podemos ver la Luz, Dios de Dios, Dios verdadero de Dios verdadero. Que la Sagrada Familia del Cielo, junto con la de la Tierra, guiada por la Madre de Dios, en el corazon de la Iglesia, nos haga cooperadores en la Fe, la Esperanza y la Caridad, de la nueva Jerusalem celestial, hasta que en nuevo Cielo y la nueva Tierra, nos hagan vivir en la vision del Amor, a la cual hemos sido llamados desde el principio del tiempo. Paz y bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s