Semana del cenáculo

Primer día: Don de Sabiduría

 

“Principio de la sabiduría es temer al Señor,

fue creada en el seno materno juntamente con los fieles.

 Entre los hombres puso su nido, fundación eterna,

y con su linaje se mantendrá fielmente.

 Plenitud de la sabiduría es temer al Señor,

ella les embriaga de sus frutos.

 Toda su casa colma de cosas deseables,

y de sus productos sus graneros.

 Corona de la sabiduría el temor del Señor,

ella hace florecer paz y buena salud” (Sb 1, 14-18).

 

Súplica al Espíritu para que nos reavive el don de sabiduría

 

“Hablamos, entre los perfectos, de una sabiduría que no es de este mundo ni de los príncipes de este mundo, que quedan desvanecidos, sino que enseñamos una sabiduría divina, misteriosa, escondida, predestinada por Dios antes de los siglos para nuestra gloria.

«Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman.»

Y Dios nos lo ha revelado por el Espíritu” (1 Co 2, 6-7.10).

 

Oración

 

Espíritu Santo, si en la Palabra revelada nos aseguras que hemos recibido el don de la Sabiduría, regalo del Amor divino, ¿por qué a veces nos sentimos tan huérfanos de luz?

¡Ven, Espíritu de Dios, y despierta en nuestro corazón el don que nos entregaste en el bautismo al recibir la llama de la fe!

 

Si la Sabiduría es el conocimiento sapiencial, amoroso de tu verdad, ¿por qué nos quedamos anclados en nuestra parcial percepción terrena y no gustamos el sabor dulce de sabernos conocidos por ti, amados por ti?

¡Ven, Espíritu Santo, déjanos paladear la dulzura del amor divino!

 

Si la Sabiduría concede la certeza de sabernos amados por Dios, ¿por qué mendigamos el amor de las criaturas, que tantas veces nos esclaviza?

¡Ven, Espíritu Santo, inunda nuestro corazón de amor y de libertad!

 

¡Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo,
padre amoroso del pobre
, don, en tus dones espléndidos,

fuente del mayor consuelo! (Secuencia)

Ángel Moreno de Buenafuente

Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros, Oración, Vida en Cristo. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Semana del cenáculo

  1. esteban tucumán dijo:

    ¡Ven, Espíritu Santo, inunda nuestro corazón de amor y de libertad!

    Me gusta

  2. carlos alberto masin dijo:

    QUEDO MEDITANDO EN TODO ESO … SOLO SILENCIO… VEN ESPÌRITU SANTO…

    Me gusta

  3. uno-mas dijo:

    EN EL SEGUNDO EPIGRAFE LO ENTIENDO, HABLAIS ENTRE “LOS PERFECTOS”
    AQUÍ ABAJO entre las hormiguitas: LAS DADIVAS CONSTASTES DE DIOS LAS SENTIMOS COMO UN SIGNO DE AMOR ¿xq temerle? SI ÉL EN SU INFINITA MISERICORDIA DEDICE DESPOSEERNOS DE SUS DADIVAS ÉL SABRA LO QUE HACE TEMBLARE, SUFRIRE PERO EN SU INFINITA MISERICORDIA CONFIARÉ

    Me gusta

  4. Loreto y Juan Carlos dijo:

    Maravilloso don del amor divino que nos amó primero,
    Amigos en la fe, que la Paz de Jesús nos inunde y nos llene de su Espíritu, para fortalecernos en este peregrinar de la vida.

    Preparemos en nuestros corazones un feliz Pentecostés 2013

    Me gusta

  5. Anónimo dijo:

    QUE CADA DÍA NOS INUNDES CON TUS DONES, TENGAMOS CLARIDAD EN LAS DECISIONES, SABIDURÍA EN EL ANUNCIO, VEN ESPÍRITU SANTO

    Me gusta

  6. RUBÈN JUAN JOSÈ dijo:

    muy bueno ,muchas gracias el SEÑOR los bendiga

    Me gusta

  7. rec1946 dijo:

    HERMOSO, MUCHAS GRACIAS Y UN BUEN PENTECOSTES PARA TODOS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s