Contemplación para alcanzar amor

 

Esperanza y pureza de corazón

Primero conviene advertir dos cosas:

La primera es que el amor se debe poner más en las obras que en las palabras. La segunda: el amor consiste en un comunicarse de las dos partes, es a saber, en dar y comunicar el amante al amado lo que tiene, o de lo que tiene o puede y así por el contrario el amado al amante: de manera que si el uno tiene ciencia, dar al que no la tiene, si honores, riquezas y así el otro al otro.

Primer preámbulo es composición: que es aquí ver cómo estoy delante de Dios nuestro Señor, de los ángeles, de los santos interpelantes por mi.

El segundo: pedir lo que quiero, será aquí pedir conocimiento interno de tanto bien recibido para que yo, enteramente reconociendo pueda en todo amar y servir a su divina majestad.

El primer punto es traer a la memoria los beneficios recibidos de creación, redención y dones particulares, ponderando con mucho afecto cuánto ha hecho Dios nuestro Señor por mi y cuánto me ha dado de lo que tiene, y consecuentemente el mismo Señor desea dárseme en cuanto puede, según su ordenación divina.

Y con esto reflectar en mi mismo, considerando con mucha razón y justicia en lo que yo debo de mi parte ofrecer y dar a la su divina majestad, es a saber, todas mis cosas y a mi mismo con ellas, así como quien ofrece afectándose mucho: “Tomad, Señor y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi hacer y poseer: Vos me lo disteis a Vos, Señor, lo torno. Todo es vuestro, disponed de todo a vuestra voluntad; dadme vuestro amor y gracia que ésta me basta”.

San Ignacio de Loyola (1491-1556),
Ejercicios espirituales, 233-234

Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Contemplación para alcanzar amor

  1. Horacio de Jesús Crucificad dijo:

    Gracias Señor por el amor que me das día a día. Dame Señor la gracia de amar a mis hermanos

    Me gusta

  2. Si los religiosos de vida activa son las manos y los piesde la Iglesia,los contemplativos son las venas y la sangre que los vivifica,

    Me gusta

  3. lalo dijo:

    Gracias por todo lo que me han dado en nombre de nuestro Señor Jesús,que le puedo ofrecer a mi Señor si soy todo de el, que Tu Santa voluntad se haga en mi soy todo tuyo.

    Me gusta

  4. HNO. BETOCUA dijo:

    PAZ Y BIEN, MUY INTERESANTE, BENDICIONES

    Me gusta

  5. Rene Locascio dijo:

    ¡ Gracias, gracias !, que el Señor os bendiga y deis mucho fruto con vuestro empeño. Me asocio a Uds. con mi pobre oración

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s