CONTEMPLACiÓN ANTE LA CRUZ

 

Si te sientes roto, agotado, sin fuerzas físicas, por causa de tu intenso trabajo, de tu edad, por motivo de distintas circunstancias adversas íntimas o externas. Ven, acércate al manantial de mi costado abierto y bebe de la expresión más tangible de mi amor por ti. Seguro que sentirás alivio.

 Si crees que no tienes remedio, que te falta fe, y dudas de tu vida espiritual, porque te sientes insensible, sin vibración interior, aunque mantienes intelectualmente la adhesión a las verdades reveladas. Ven, pon tus ojos en mi Cruz y comenzarás a sentir que no estás solo.

 Si dudas de todo, y hasta de ti mismo, y sospechas de que has perdido el tesoro del amor, de la sensibilidad, por notarte endurecido ante los acontecimientos y personas, como si nada te moviera por dentro. Ven, adéntrate por la herida de mi costado y te emocionarás al percibir el latido de mi corazón por ti.

 Si cuando te dispones a acercarte a mí, te previenes, pensando que, en el mejor de los casos, será un sentimentalismo, sin repercusión real, ni afectación de tu conducta, y dudas anticipadamente de todo. Puedes tener razón en sospechar de ti, pero ¿por qué dudas de mi amor por ti? ¿Por qué dudas de mi Palabra? Ven, y no seas incrédulo, sino creyente. Palpa mi entrega por ti.

 Si te vienen a la memoria tus pecados, tu estrategia justificativa, para permanecer en tu mediocridad, y tu imaginación te adelanta que todo seguirá igual. Yo te aseguro que he asumido tu historia y sigo esperándote. Que confío en ti, que creo en ti. ¿Por qué no das crédito a mi ofrecimiento? Estoy en la Cruz por ti, hasta que te convenzas de que tu vida se ilumina desde la mía, tu cruz, desde mi Cruz.

 Puede que sigas escéptico, pero ten por cierto que no solo existe tu pobreza, tu pecado, tu debilidad… También existe mi amor, mi fidelidad, mi ofrenda por ti. ¿Crees esto?

 Si no sientes nada de lo que te digo, ni te sucede mayor conmoción ante mi declaración. Si no te convence la verdad de mi Palabra. Si puede más en ti tu mala memoria y tu desengaño. Yo no me cansaré de esperarte en la Cruz. Tengo los brazos abiertos y el costado, para que cuando llegues no encuentres ningún obstáculo y entres  a la hondura del amor divino.

 Te lo repito, una vez más, te espero.

 Te adoro, Señor. Te bendigo. Te reconozco. Te amo

Señor mío y Dios mío.

Angel Moreno, de Buenafuent

Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a CONTEMPLACiÓN ANTE LA CRUZ

  1. M.M. de Jesús dijo:

    Gran misterio el de la cruz, el de la impotencia, el del dolor…, pero El nos ilumina desde ahí precisamente. Es fácil de decir, difícil de vivenciar en el día a día.
    Un saludo invocando el Nombre de Jesús

    Me gusta

  2. PAX
    Señor, que dura esta prueba pero Tu -en la cruz- me muestras mi fortaleza.

    Me gusta

  3. FRAMKLIN FONSECA ROSADO dijo:

    GRACIAS POR REANIMAR MI FE. ¡QUE PALABRAS TAN ALENTADORAS!

    Me gusta

  4. en JESúS ABANDONADO está la clave amarlo infinitamente en mi dolor, en el dolor de los otros, en ese abandono, que muchas veces no comprendo, en esa tremenda soledad que sintió JESÚS en el abandono de la cruz, pero que después DIOS PADRE lo premió con la gloria de la resurrección.

    Me gusta

  5. Anónimo dijo:

    en JESúS ABANDONADO está la clave amarlo infinitamente en mi dolor, en el dolor de los otros, en ese abandono, que muchas veces no comprendo, en esa tremenda soledad que sintió JESÚS en el abandono de la cruz, pero que después DIOS PADRE lo premió con la gloria de la resurrección.

    Me gusta

  6. HNO. BETOCUA dijo:

    PAZ Y BIEN, BUENA MOTIVACION PARA EMPEZAR LA SEMANA, DIOS LOS BENDIGA

    Me gusta

  7. Anónimo dijo:

    Hermosa declaración de Amor del…¡¡¡¡¡ AMADO!!!!! Gracias

    Me gusta

  8. Hno. Horacio de Jesús Crucificado FMV dijo:

    Señor, permíteme cargar tu cruz para caminar con ella por el sendero de la vida, el cual me conducirá a la Jerusalén Celestial que me tienes prometida. Perdona mis faltas y pecados. No te olvides nunca de mi. Dame la fortaleza para seguirte. Envíame al Espíritu Santo para que acompañe en el camino que sigo para llegar a ti. Espérame Señor que ansío llegar a ti. Haz que ame y quiera mi cruz, mi vida, y mi historia. Señor, se cuanto me amas.

    Me gusta

  9. Rene Locascio dijo:

    Más que me guste me vale de muy mucho, sobre todo cuando acosa la acedia. El padre de la mentira busca y rebusca puntos débiles y, aunque a veces parece alejarse vuelve a la carga cuando hay algo de sequedad espiritual. Es bueno mirar entonces a JESÚS en el desierto. ¡Señor mío y Dios mío ! Adorarte no es más que una palabra que nunca alcanza a decir todo lo que corresponde a tu infinito amor y paciencia.

    Me gusta

  10. Fabiola dijo:

    Hermosa de verdad…esta “declaración de amor”…del Amor.

    Gracias!

    Me gusta

  11. rec1946 dijo:

    Muchas gracias hermanos/as y bendiciones.

    Me gusta

  12. Fr. Felipe de Jesùs Mirada Tostado ofm dijo:

    Contemplar la Cruz, no es sufrir, es morir junto a Jesucristo y resucitar con El en el cielo y como dice san Pablo para mi la vida es Cristo y la muerte una ganancia, estoy crusificado con Cristo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s