“Darás a luz a un hijo, y le pondrás por nombre Jesús”

 

“Darás a luz a un hijo, y le pondrás por nombre Jesús”

El nombre de Jesús es nombre divino, anunciado á María de parte de Dios por el arcángel san Gabriel; y por esto dijo san Pablo, que era nombre sobre todo nombre, en el que solamente se halla la salvación. Este nombre es comparado por el Espíritu Santo al aceite, por la razón, dice san Bernardo, de que así como el aceite es luz y comida, y también medicina; así el nombre de Jesús es luz para el entendimiento, alimento para el corazón y medicina para el alma.

Es luz para el entendimiento, pues con este nombre se convirtió el mundo, sacándole de las tinieblas de la idolatría a la luz de la fe. Nosotros que hemos nacido en estas regiones, donde antes de la venida de Jesucristo, todos nuestros antepasados eran gentiles, seríamos aun tales, si no hubiese venido el Mesías a iluminarlos. ¡Cuánto, pues, debemos agradecer a Jesucristo el don de la fe!…

Es también el Nombre de Jesús alimento que nutre nuestros corazones; porque él nos recuerda lo que Jesús ha hecho por salvarnos. De aquí es que nos consuela este nombre en las tribulaciones , nos da fuerza para andar por el camino de la salvación, nos anima en las desconfianzas, nos enciende para amar, recordando lo que ha padecido nuestro Redentor por salvarnos.

Este Nombre, finalmente, es medicina para el alma, haciéndola fuerte contra las tentaciones de nuestros enemigos. Tiembla el infierno, y huye al invocar este santo nombre, según aquello que dice el Apóstol: “Al nombre de Jesús se doblará toda rodilla en el cielo, en la tierra y en los infiernos” (Fl. 2,10). El que es tentado y llama a Jesús, no cae, y quien siempre le invocare no caerá y se salvará (Sal. 17,4).

San Alfonso María de Ligorio (1696-1787), obispo y doctor de la Iglesia. Meditaciones para la octava de Navidad, n° 8

___________

Comentario- colaboración de la Hna. Elina:

“Hermanos con alegrìa me permito compartir esta hermosa meditaciòn sobre El Nombre de Jesùs. Saludos. Paz y Bien.” 

 

Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros, Celebraciones litúrgicas, Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a “Darás a luz a un hijo, y le pondrás por nombre Jesús”

  1. Anónimo dijo:

    Hace muchos años, cuando aún no conocía la existencia de la oración de Jesús, comencé a invocarlo en las situaciones de angustias y tentaciones diciendo “Jesús, Hijo de Dios, ten piedad de mí que soy un pecador”, y hasta el día de hoy la invocación del Santo Nombre me libra de toda tentación y pacifica mi alma. También, sin saberlo de ningún texto o testigo aprendí que la Virgen María llamaba Yeshua a su hijo; hoy que he encontrado este camino cierto veo con cuanta delicadeza me ha ido guiando el Señor. Espero poder agradecerlo cada día en la oración y en el servicio.

    Me gusta

  2. Ignacio dijo:

    El Nombre Santo = en arameo: Yeshua o Yeshu, significa «Yahvéh es Salvación», puesto que DIOS y Jesus son uno solo, cabe comprender que Jesus significa “Yo Soy el Salvador”, asi mismo, Cristo significa “El Elegido”, por lo tanto El Cristo Jesus es “Yo soy el Salvador elegido por DIOS”.
    A partir de tener como piedra fundamental el Nombre Sagrado de nuestro redentor, que es elegido por nuestro mismisimo Padre Celestial, podemos despertar a las enseñanzas de Jesus desde el lugar mas esoterico y vivenciar que el nombre de nuestro DIOS encarnado = Juan 20:26-29 (Reina-Valera 1995), es Nombre de Purificacion y de Iluminacion.
    Amen

    Me gusta

  3. Fr. Francisco C Fdez. de Córdoba dijo:

    Desde la soledad monástica de un hijo de San Benito, mi cercanía apoyo a todos y unión en la vida ofrecida totalmente en manos de un Dios que sale a nuestro encuentro en la humildad, pobreza, soledad, silencio y persecución, nuestra respuesta sin palabras es el don de sí sin restricciones a nuestro Salvador y que la obscuridad de nuestras vidas derrame la Luz de la Gracia que en una Noche luminosa más que el sol, vino a traernos el que es la Luz indefectible. Vuestro hermano. P. Francisco osb

    Me gusta

  4. padre Ignacio Cardona dijo:

    Un saludo afectuoso de Navidad, que de verdad Jesús Niño nos enseñe la humildad, la sencillez y la pobreza para poder darlo al mundo….que tengáis unas felices fiestas en el Señor y un año 2014 pleno de Él…

    Juan de santa María.

    Me gusta

  5. El franciscano errante dijo:

    Solo una corta reflexión:El que tiene a Jesús tiene todo:el que no lo tiene,aun teniendo todas las riquezas del mundo,NO TIENE NADA.

    Me gusta

  6. Hno. Horacio de Jesús Crucificado dijo:

    Hermanos, que Jesús nazca de nuevo en el corazón de cada uno de nosotros en la hermosa noche de Navidad, en la cual el Enmanuel vendrá a nuestra vida para permanecer por siempre en nuestro interior. Pidamos a ese niño Dios que no se aparte jamás de nuestro lado para crecer con El día a día. Cantemos himnos a ese Dios con nosotros, alabemos su nombre por siempre. Desde antiguo, el profeta Isaías anunció que la virgen daría a luz al Mesías prometido a Israel, y ello se cumplió en María cuando dijo al arcángel Gabriel: “Hágase en mi según tu palabra”. Digamos hoy con María, “Fiat”. “Hágase” según la voluntad de Dios, recibiendo con amor todo aquello que quiera darnos, la alegría y la la tristeza,, la riqueza y la pobreza, la salud y la enfermedad, el dolor y la sanacion.

    Me gusta

  7. rec1946 dijo:

    Gracias Hermana, por la compañia, el amor, el compartir.
    Bendiciones para todos/as.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s