La Alegría del Evangelio y el Año de la Vida Consagrada

LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO
EN LA VIDA CONSAGRADA

  XVIII Jornada Mundial de la Vida Consagrada 2-2-2014

El Año de la Vida Consagrada 2015 convocado el pasado 29 de noviembre por el Papa Francisco al final de un encuentro con 120 Superiores generales de los Institutos masculinos y acogiendo la sugerencia de los jefes de esa congregación, después de haber escuchado a muchos consagrados…:

“En primer lugar -ha dicho el cardenal Braz de Aviz – este Año está pensado en el contexto de los 50 años del Concilio Vaticano II y, en particular de los 50 años de la publicación del decreto conciliar “Perfectacaritatis” sobre la renovación de la vida consagrada… Efectivamente porque reconocemos en estos 50 años que nos separan del Concilio un tiempo de gracia para la vida consagrada, en cuanto marcados por la presencia del Espíritu Santo que nos lleva a vivir también las debilidades e infidelidades como experiencia de la misericordia y del amor de Dios, queremos que este año sea una ocasión para recordar “con memoria grata” este pasado reciente. Este es el primer objetivo del Año de la Vida Consagrada”.

“Con la mirada positiva sobre este tiempo de gracia que va del Concilio a hoy, queremos y este es el segundo objetivo ‘abrazar al futuro con esperanza’. Somos muy conscientes de que el momento actual es ‘delicado y fatigoso’ y que la crisis que atraviesa la sociedad u la misma Iglesia toca plenamente a la vida consagrada. Pero queremos asumir esta crisis no como la anticámera de la muerte sino como …una ocasión favorable para el crecimiento en profundidad y, por tanto de esperanza, motivada por la certeza de que la vida consagrada no podrá desaparecer nunca de la Iglesia ya que ‘fue querida por el mismo Jesús como parte irremovible de su Iglesia”.

“Esta esperanza -ha concluido- no nos ahorra, y de esto son muy conscientes los consagrados, ‘vivir el presente con pasión’, y este es el tercer objetivo del Año..que será un momento importante para ‘evangelizar’ la vocación propia y dar testimonio de la belleza de la ‘sequela Christi’ en las múltiples formas en que se desarrolla nuestra vida. Los consagrados recogen el testigo que les dejaron sus fundadores y… quieren despertar al mundo con su testimonio profético y…su presencia en las periferias existenciales de la pobreza y el pensamiento como pidió el Papa Francisco a los Superiores generales”.

(…)

Por último, durante el Año de la Vida Consagrada se espera del Santo Padre una nueva constitución apostólica sobre la vida contemplativa en lugar de la actual “Sponsa Christi”, promulgada por Pío XII en 1950.

Fuente y Texto completo Aquí

Esta entrada fue publicada en Cartas circulares, Celebraciones litúrgicas, Espiritualidad, Novedades, Propuestas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Alegría del Evangelio y el Año de la Vida Consagrada

  1. Hno. Horacio de Jesús Crucificado. F. M. V. y del Santo Nombre dijo:

    Unos hombres y unas mujeres nacieron para la vida activa dentro de la Iglesia, y otros nacieron para la vida contemplativa. Aquellos tienen la misión de proclamar a viva voz el evangelio de Jesús y estos predican la vigencia del Resucitado a través de una vida eremítica, en la cual prevalecen el silencio, la soledad, la austeridad de vida, la oración continúa, y la contemplación de la eterna presencia del Dios Trinitario de los cristianos. Unos practican y llevan a cabo la” misión ad gentes”, y otros son la fortaleza espiritual de ellos. Ambas corrientes se complementan para bien de Iglesia. Tanto en los unos como en los otros hay hombres y mujeres de vida consagrada. Pensar que los unos pueden vivir sin la presencia de los otros seria como quitar la savia en el tronco que alimenta el árbol.! Cuanto quisiera el demonio que existiera una dicotomía entre misioneros y contemplativos ! Más ello no será así por cuanto es el Espíritu Santo quien mueve a la iglesia fundada por Jesucristo, el Hijo Único de Dios ! Desvían el mensaje de Francisco aquellos que dicen que el pretende que los monjes y monjas de clausura salgan de sus monasterios y se incorporen a la vida activa y misionera de la Iglesia. No, no es así, Francisco lo que dice es que cada cual debe vivir intensamente, en beneficio de la iglesia, el carisma infundido por cada fundador en las órdenes contemplativas, en las órdenes mendicantes y misioneras, y en los demás institutos de la vida consagrada.

    Me gusta

  2. M. Rosa dijo:

    ¿Qué mayor alegría que consagrar la propia vida a Cristo? A esta alegría se añade las palabras de Papa y de nuestro Obispos que nos estimulan a vivir con plenitud y con sentido eclesial y de misión. Somos muy felices

    Me gusta

  3. uno-mas dijo:

    Alegria en la Renovacion de vida, en abrazar el futuro con Esperanza,en vivir el presente con Pasion, en la espera de la nueva constitucion sobre la vida contemplativa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s