Un tesoro escondido en la arena de tu alma…

“Hay un tesoro escondido en la arena de nuestra alma y se tienen que hacer grandes esfuerzos para que encontremos ese tesoro divino en la arena.

Dios puso en nuestro ser todos sus misterios, en nuestra alma. La adoración es la exploración de los misterios de Dios que están en nuestro interior.

Este camino de la adoración es un camino sólo para valientes, porque la adoración es una valentía humana definitiva. Es el mayor acto de valentía humana.

Por ejemplo, cuando el deportista entrena, explora los límites de su capacidad física, de sus posibilidades. Tanto como explora, así crece. Adoración es entrenamiento del alma. Es explorar lo que es capaz de hacer Dios en nosotros, y nosotros en Él.

Nosotros tenemos que estar sin cesar en adoración. Incesantemente. Nuestra vida debería ser adoración.

Cuando tu plantas una flor, exploras sus misterios. Tú has plantado la flor, pero esa flor ya estaba dentro de ti. Cuando un artista pinta un cuadro, entonces, ¿dónde está la imagen, en su interior o en el lienzo? ¿O tal vez la música está en el instrumento o está en el alma del músico?Dónde  está el arte? Eso es la adoración: una exploración de la belleza divina dentro de nosotros.

En la vida podemos tener solamente dos adoraciones. Una es la adoración de Dios y la exploración de sus misterior. La otra es el pecado.

En el pecado nosotros exploramos los misterios del mal dentro de nosotros y le damos el espacio al mal dentro de nosotros. Le permitimos al mal que ocupe ese espacio y el mal instala en nosotros sus construcciones, y de esa manera nos destruye. Judas iba en una dirección y Pedro en otra. Y una y otra fueron adoración, pero, ¿de quién? El hombre, que está creado para la adoración, debe hacer una elección, y si no elege a Dios, entonces elige otra opción.

Cuando escogemos a Dios, lo que escogemos es la libertad. Para escoger lo otro no hace falta la libertad. Solamente en Dios podemos ser libres, y en lo otro no hace falta la libertad. Igual que cuando subimos cuesta arriba, que necesitamos  la fuerza y la decisión, y cuando caemos, no hace falta. Y una y otra on adoraciones. Subiendo cuesta arriba encontraremos algo, y bajando también. Cuando destrimos algo encontraremos algo. Cuando tomamos alcohol. encontramos algo, o con la droga… y eso es adoración, pero de algo malo.

Cuando tomo la Eucaristía, eso es adoración. Pero lo que importa es saber qué adoración escogemos. Y ahí no hay libertad de no escoger. Porque o vas a escoger tú, o escogerán por ti. Si no escogemos nosotros, otro escogerá por nosotros.”

Fray  Svetozar Kraljevic

(Tomado del libro “Medjugorje”, de Jesús Garcia. pp 171-172.  Ed. LibrosLibres. Madrid, 2012)

Esta entrada fue publicada en Contemplación, El Monje interior, Meditaciones, Meditaciones breves, Oración. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Un tesoro escondido en la arena de tu alma…

  1. john dijo:

    El espíritu santo habita en nosotros, son las experiencias dolorosas en este caminar de la vida, nuestras ambiciones, nuestro egoísmo, el temor en dar amor… los que van lentamente cubriendo con una y otra capa la luz del espíritu santo, en esta oscuridad de nuestros corazones, desesperados llamamos y buscamos la presencia de DIOS, anhelamos el milagro de su presencia, que los cielos se abran y su mano descienda para limpiar nuestras lagrimas, pero lo que olvidamos es que siempre ha estado en nuestros corazones. Aun antes que naciéramos Dios ya estaba en nosotros, Él nos llama, nos espera, nos sostiene en los momentos de prueba, su misma creación nos canta y nos revela su presencia, pero sólo hace falta saber escucharlo, para entrar en esa comunión silenciosa e indescifrable de su presencia,

    Me gusta

  2. HNO BETOCUA dijo:

    PAZ Y BIEN, NO HAY NADA MAS LIBRE QUE ESCOGER A DIOS, ANMO

    Me gusta

  3. Hno. Horacio de Jesús Crucificado. F. M. V. y del Santo Nombre dijo:

    Oh mi buen Jesús enséñame a adorarte, a aceptarte como el Único y Verdadero Hijo de Dios, a permanecer por siempre a tu lado. Vive siempre en mi corazón. No me abandones jamás.

    Me gusta

  4. Oscar Miguel Kowal dijo:

    ¡Que María me lleve a siempre adorar a Su Hijo, nuestro Redentor, en la Divina Eucaristía!

    Me gusta

  5. P. Juan Cardona dijo:

    A veces hacemos el mal que no queremos y dejamos de hacer el bien que queremos, dice san Pablo, pidamos a nuestro Padre Dios que nos de la gracia de la adoración perfecta, que es la de adorarlo a Él solamente…y solo Él puede darnos su Espíritu Santo para que sea quien adore en nosotros al Padre….con mi oración por todos y pidiendo la vuestra…un abrazo en Jesús y María. P. Juan Cardona.

    Me gusta

  6. Pensamiento dijo:

    Gracias.

    Me gusta

  7. Hola amigos de la fraternidad monastica les reitero lo de la primera carta me gustaria que me
    pusieran en contacto con algun monasterio aca en Santiago de Chile o en el extranjero el
    aun me sigue llamando.
    Tambien me gustaria conocerlos personalmente

    un abrazo fraterno y la paz del Senor
    Ivan Belmar Bahamonde.

    Me gusta

  8. SAMUEL FERNANDO GUTIERREZ VASQUEZ dijo:

    Hermanos de Fraternidad, me gusta el contenido de las publicaciones, me cayo como anillo al dedo. Me llamo Samuel soy fraterno y estoy en recuperación. Los estimo y agradezco su ayuda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s