DOMINGO DE PASIÓN. NOVEDAD DE VIDA

3fbcf-monje-puestasolcruzNo hay tiempo que perder, los acontecimientos se precipitan. La Palabra del Señor nos dice cómo convertir la muerte en vida, los llantos en cantares, la tristeza en gozo. Es la paradoja del Evangelio: “Os aseguro, que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna” (Jn 12,24-25).

A esta semana se la llama “de Pasión” por la proximidad de la Semana Santa. Debemos disponernos a celebrar la Pascua, fiesta del nuevo nacimiento, de novedad de vida, de reiniciar con gozo el seguimiento de Cristo, quien nos presenta el paradigma cristiano: “Cristo, llevado a la consumación, se ha convertido para todos los que le obedecen en autor de salvación eterna” (Hbr 7, 9).

 Dispongámonos a renovar el pacto sagrado, el de nuestro bautismo, porque  “mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que  haré con la casa de Israel y la casa de Judá una  alianza nueva (Jr 31, 31).

 La forma que todos tenemos a nuestro alcance es la reconciliación, la súplica del perdón. Si por lo que sea no hemos caminado por senda llana en los días cuaresmales, siempre se nos ofrece la misericordia, y es posible celebrarla, si la pedimos con humildad: “Oh Dios, crea en mí un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme” (Sal 50).

Santa Teresa de Jesus

Tenemos la llamada a la renovación de las promesas bautismales, aunque con dolor debamos reconocer, como hace Santa Teresa, nuestras incoherencias. “¿Qué remedio, Señor, para poder después vivir, que no sea muriendo con la memoria de haber perdido tanto bien como tuviera estando en la inocencia que quedó del bautismo?” (Las Exclamaciones del Amor de Dios 3, 2).

 Son días de concentrar la mirada en Cristo. Antiguamente, durante esta semana permanecían cubiertas todas las imágenes, y sólo se mostraba a Cristo Crucificado en la celebración del “Miserere”, canto del salmo 50. Aunque actualmente, en general, no se cubren los altares, sin embargo tenemos la recomendación de centrar nuestros ojos en el Señor, según nos enseña la maestra espiritual.

 “Miradle cargado con la cruz, que aun no le dejaban hartar de huelgo. Miraros ha El con unos ojos tan hermosos y piadosos, llenos de lágrimas, y olvidará sus dolores por consolar los vuestros, sólo porque os vayáis vos con El a consolar y volváis la cabeza a mirarle” (Camino de Perfección  25, 5).

 Considero yo muchas veces, Cristo mío, cuán sabrosos y cuán deleitosos se muestran vuestros ojos a quien os ama y Vos, bien mío, queréis mirar con amor. Paréceme que sola una vez de este mirar tan suave a las almas que tenéis por vuestras, basta por premio de muchos años de servicio (Las Exclamaciones del Amor de Dios 14, 1).

Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a DOMINGO DE PASIÓN. NOVEDAD DE VIDA

  1. German Dario dijo:

    Tengo un solo esposo en la tierra, JESUS ABANDONADO. No tengo otro Dios fuera de El.
    En El esta todo el paraiso con la trinidad y toda la tierra con la humanidad.
    Por eso lo suyo es mio y nada mas.
    Y suyo es el dolor universal y por lo tanto mio.
    Ire por el mundo buscandolo en cada instante de mi vida.
    Lo que me hace daño es mio.
    Mio el dolor universal que me acricia en el presente.Mio el dolor de las almas a mi lado -ese es mi JESUS_. Mio todo lo que no es paz,gozo, bello, amable, sereno… en una palabra, lo que nos es paraiso.Porque yo tambien tengo mi paraiso, pero es el que esta en el corazon de mi esposo.No conozco otros. Asi sera por los años que me quedan, sedienta de dolores, de angustias, de seseperaciones, de melancolias, de separaacioens, de exilio, de abandonos, de tormentos,de. . .todo lo que es El, y El es el pecado, el infierno.
    Asi enjugare el agua de la tribulacion en muchos corazones cercanos y por la comunion con mi esposo omnipotente lejanos.
    pasare como fuego que consume lo que ha de caer y deja en pie solo la verdad.
    Pero hay que ser como El, ser El en el momento presente de la vida.

    Chiara lubich
    20 de sepitembre de 1949

    Me gusta

  2. Hno. Horacio de Jesús Crucificado. F. M. V y del Santo Nombre dijo:

    Como los griegos del evangelio quiero ver a Jesus para acompañarlo en su camino hacia la cruz. Necesito mirar a Jesus crucificado y crucificarme con el la tarde del viernes santo. Pero para encontrarme con El necesito de su ayuda, de su misericordia, de su amor, de su perdón y de su mirada.

    Me gusta

  3. Hno. Horacio de Jesús Crucificado. F. M. V y del Santo Nombre dijo:

    Semana de pasión, semana de acompañamiento a Jesus en su camino hacia la cruz. Semana de agonía, de dolor, de sufrimiento, de dudas humanas. Jesus el hombre sintió una soledad inmensa y miedo por lo que se avecinaba. Parecía que el Padre lo hubiera abandonado. Jesus sudaba gotas de sangre al sentirse solo y abandonado. Esa soledad y esa angustia fueron causadas por mis pecados. Yo hice sufrir a Jesus y el me respondió amandome en la cruz, en esa cruz que me niego a tomar para seguirlo. Me da miedo la cruz de Cristo porque soy débil y pecador.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s