La acción del Espíritu Santo y la del maligno. Serafin Sarov

Diferencia entre la acción del Espíritu Santo y la del maligno

Debo aún, miserable Serafín, explicarle, amigo de Dios, cuál es la diferencia que existe entre la acción del Espíritu Santo –tomando, misteriosamente, posesión de los corazones que creen en Nuestro Señor Jesucristo– y la acción tenebrosa del pecado, que llega a nosotros como un ladrón en la noche, instigando al Demonio.

El Espíritu Santo nos recuerda las palabras del Cristo y obra acorde con El, guiando nuestros pasos, solemne y gozosamente, por el camino de la paz. Contrariamente, las acciones del espíritu diabólico, opuestas a Cristo, nos incitan a la rebelión y nos tornan esclavos de la lujuria, de la vanidad y del orgullo.

“En verdad, en verdad os digo, aquél que cree en mí no morirá jamás” (Jn. 6,47). Aquél, que por su fe en Cristo está en posesión del Espíritu Santo, incluso habiendo cometido por debilidad humana algún pecado causante de la muerte de su alma, no morirá para siempre, sino que será resucitado por la gracia de Nuestro Señor Jesucristo que tomó sobre sí los pecados del mundo y otorga libremente gracia sobre gracia.

Hablando de esta gracia manifestada, en el mundo entero y en nuestro género humano, por Dios Hombre, el Evangelio dice: “En El estaba la vida de todo ser, y la vida era la luz de los hombres” (Jn. 1, 4-5). Lo cual significa que la gracia del Espíritu Santo, recibida en el bautismo, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, pese a las caídas pecaminosas y a las tinieblas que rodean nuestra alma, continúa irradiando en nuestro corazón su eterna luz divina por los inestimables méritos de Cristo. Y luego, cuando el pecador se haya volcado hacia el arrepentimiento, esta misma luz eliminará completamente los rastros de los crímenes cometidos, cubriendo al antiguo pecador con una vestimenta incorruptible tejida por la gracia del Espíritu Santo, acerca de cuya adquisición os hablo continuamente.

[Extracto de «El Verdadero Objetivo de la Vida Cristiana» CONVERSACIÓN CON MOTOVILOV.  S.Serafin de Sarov. Acceso a texto completo en enlace]

Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros, Clásicos monásticos, El Monje interior, Espiritu Santo, formación monástica, Textos básicos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La acción del Espíritu Santo y la del maligno. Serafin Sarov

  1. Henry dijo:

    Ven Espiritu Santo

    Me gusta

  2. Hno. Horacio de Jesus Crucificado. F. M. V. y del Santo Nombre dijo:

    Espíritu de amor. Amor de Dios. Amor trinitario. Amor del hijo demostrado con su muerte y resurrección de entre los muertos. Amor de el Padre creador de todo lo que existe. Amor del Espíritu que nos reconforta y nos llena de sus dones.

    Me gusta

  3. CARLOS MASIN dijo:

    AMÉN!!!!

    Me gusta

  4. Hno Betocua dijo:

    Paz y bien las acciones del maligno no pesan ante la presencia del Santo Espiritu

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s