Una palabra hecha silencio

Hoy día no existe una necesidad mayor en la Iglesia y en el mundo que la de comprender de una manera renovada que la llamada a la oración, a una oración profunda, es universal.

La unidad entre los cristianos, así como a largo plazo la unidad entre distintas razas y credos, dependen de que logremos descubrir en el interior de nuestros corazones el principio de unidad como experiencia personal. Si hemos de darnos cuenta de que, de hecho, Cristo es la paz entre nosotros, debemos descubrir que «Cristo es todo y está en todaslas cosas»; y nosotros en él.

La autoridad con que la Iglesia comunica esta experiencia será el grado al que nosotros, la comunidad de los creyentes y el cuerpo de Cristo, hayamos llegado personalmente.

Nuestra autoridad ha de ser humilde, es decir, ha de estar arraigadaen una experiencia que nos trasciende y nos lleva a la plenitud. Nuestra autoridad como discípulos radica en la cercanía al Autor, la cual se halla muy lejos del autoritarismo o de ese complejo de miedo y culpa por el que un ser humano emplea la fuerza contra otro.

Con su oración, los cristianos renuncian a su propia fuerza, renuncian a sí mismos. Al hacerlo, ponen toda su fe en la fuerza de Cristo como la única que aumenta la unidad entre todos los seres humanos, porque es la fuerza del amor, la fuerza de la unión en sí.

En la medida en que los hombres y mujeres de oración abren su corazón a esta fuerza, incrementan la posibilidad de que todo el mundo encuentre la paz que se halla más alláde su razonamiento ordinario. [… sigue leyendo]

[…]

Extracto del  Prefcacio de la obra de Jhon Main . Acceso completo al prefacio e indice en este enlace

JOHN MAIN UNA PALABRA HECHA SILENCIO
Guía para la prácticacristiana de la meditación EDICIONES  SÍGUEME SALAMANCA 2008
Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros, Contemplación, El Monje interior, formación monástica, Oración. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Una palabra hecha silencio

  1. HNO. BETOCUA dijo:

    PAZ Y BIEN , ME INTERESA HNO GABRIEL SABER TU CORREO YA QUE HEMOS EMPEZADO UNA COMUNIDAD DEL SANTO NOMBRE DE JESUS EN LA CD DE ZACATECAS, MEXICO Y QUEREMOS SER FILIALES AL CARISMA Y SOBRETODO UNIDAD CON USTEDES

    Me gusta

    • Gabriel de Santa Maria dijo:

      DEO GRATIAS
      Oramos Unidos. Dos bendiga su comunidad e iniciativas.
      En breve le contesto en privado. Un abrazo fraterno en el Santo Nombre

      Me gusta

  2. HNO. BETOCUA dijo:

    PAZ Y BIEN, LA HUMILDAD COMO PRINCIPIO PARA LA ORACION, ANIMO

    Me gusta

  3. Hno. Horacio de Jesús Crucificado F.M.V y del Santo Nombre dijo:

    La oración del alma es una oración silenciosa. En el silencio nos encontraremos con el Dios de la vida y del amor. La invitación es a orar silenciosamente para vivir la plenitud de la, presencia divina en nuestros corazones.

    Me gusta

  4. Betina Gerardi dijo:

    Gracias por el artículo! Si me permiten…el título tiene un error de ortografía hecha de hacer se escribe con h y echa de echar es sin h.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s