Consagración al Niño Jesús

“Niño Jesús, Niño Dios, has venido tan pequeñito,

tan vulnerable, tan pobre, tan débil por nosotros.

Te ofrezco los miedos de mi debilidad,

de mi vulnerabilidad, de mi pequeñez, de mi pobreza.

Deposito todo lo que soy en tu puro e inocente corazón.

Sí, me consagro a ti, Niño Jesús.

Rey de Amor, me consagro a tu inocencia, a tu pureza.

Sí, Tú eres el verdadero Amor, la verdadera belleza,

Tú eres Aquel que no sospecha nada.

¡La inocencia de tu mirada nos salvará!

¡Niño Jesús, sálvame por tu inocencia!”

JM Hammel

 
Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Consagración al Niño Jesús

  1. CARLOS HERNANDO YEPES CALLE dijo:

    NIÑO JESUS; ENTRA EN MI CORAZON Y EN EL DE TODOS MIS SERES QUERIDOS Y PERMANECE POR SIEMPRE, AMEN.

    Me gusta

  2. OSCAR Miguel Kowal dijo:

    ¡La Sagrada Eucaristía es el. Niño Dios!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s