La fuente de la humildad

Resultado de imagen de humildad y vida religiosa

[…]

78. De la obediencia, como dijimos más arriba, nace la humildad, y de la humildad la impasibilidad del alma. Porque el Señor, como dice el Profeta, se acordó de nosotros en nuestra humildad y nos libró de nuestros enemigos (cf. Sal. 135). Portal motivo no será inconveniente afirmar que de la obediencia nace la impasibilidad, que conduce a la humildad a su perfección. La humildad es, en efecto, el comienzo de la impasibilidad, así como Moisés es el comienzo de la Ley. Y después la hija perfecciona a la madre: esto es, la humildad a la obediencia, como María a la asamblea (cf. Ex. 15:1 y 20).

…/…

81. Tal como es peligroso para el soldado inexperto entrar solo al combate, del mismo modo es peligroso para el novicio marchar a la soledad en busca de la hésychia antes de haber adquirido la experiencia necesaria y de haberse ejercitado largo tiempo luchando contra las pasiones de su alma. Porque así como el primero corre peligro en el cuerpo, así el segundo lo corre en el alma. “Más valen dos que uno solo” dice la Escritura (cf. Ecl. 4:9), es decir: es mejor que el hijo esté junto al padre para luchar, con su ayuda y la gracia divina, contra las predisposiciones malignas.

82. Privar al discípulo de esta providencia es como privar al ciego de guía, a la manada del pastor, al niño de la asistencia de su padre, al enfermo de su médico y al navío de su piloto; lo cual no puede ser hecho sin peligro para ambas partes. Y el que sin la ayuda de su padre (espiritual) pretendiera combatir contra los espíritus malos, de maravillarse será que no muera a sus manos.

“La Santa Escala”

de San Juan Clímaco.

Para Usos Internos y Didácticos Solamente

Adaptación pedagógica: Dr. Carlos Etchevarne, Bach. Teol.

(pueden descargar en .pdf)

________+++_______

Agradecemos a tod@s l@s herman@s que ha respondido ofreciendo su colaboración con la Fraternidad, en la edicion de post y envio de material. En breve recibiran instrucciones via mail para iniciar la misma.

Dios y nuestra Madre del cielo les bendigan en el Santo Nombre.

Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros, Clásicos monásticos, El Monje interior, Textos básicos, Vida Consagrada, Vida en Cristo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La fuente de la humildad

  1. Hno. Betocua dijo:

    Paz y bien…excelente articulo, bendiciones hnos

    Me gusta

  2. Paola dijo:

    Dios los bendiga

    Me gusta

  3. La obediencia implica abnegación (negarse a sí mismo), sacrificio (tomar la propia cruz) y acción (el seguimiento) y en ella se resume el discipulado cristiano. “Así que Cristo, a pesar de ser Hijo, sufriendo aprendió lo que es la obediencia; y al perfeccionarse de esa manera, llegó a ser fuente de salvación eterna para todos los que lo obedecen” – Hebreos 5,8-9

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s