Santa María Madre de Dios.

Homilía del Padre José – 1° de enero de 2020


La fiesta del uno de Enero, está dedicada a Santa María Madre de Dios. Es Una de las fiestas más antiguas dedicadas a María y que Pablo VI recuperó y la colocó en este día de la octava de navidad y primero de año.
Comenzamos así el año en el tiempo, celebrando que María es madre de Dios, el título más grande que se le puede dar, pues por ella, Dios ha venido a nosotros y se nos ha dado en el tiempo.
El tiempo es para nosotros en consecuencia, oportunidad de crecimiento en nuestro ser personal y en el conocimiento de Dios que sacramentalmente se hace presente en el tiempo y así se convierte en lugar de salvación y de encuentro con él Señor por medio de la oración.
Al finalizar el año nos preguntamos: ¿Qué he hecho con el tiempo dado? y al comenzar un nuevo año nos seguimos preguntando: ¿Qué voy a hacer con el tiempo que se me da? Más aún: ¿doy gracias a Dios por el tiempo que me concede de manera que cada día es para mí una nueva oportunidad de encuentro con Dios y con los demás?
Desde hace unos años, el uno de Enero, celebramos también el día mundial de oración por la paz. El lema de este año es: «la paz como camino de esperanza: diálogo, reconciliación y conversión ecológica».

Una vez más se nos invita a pensar que la paz es un don, que no es simplemente el resultado de la guerra, como decían los antiguos, sino que más bien, la guerra es el indicativo de que en nosotros no hay paz y desde la no paz, no es posible construir ni esperar la paz.
Para hablar de paz debemos acudir a lo que los judíos llaman: Shalom y los griegos: Hesiquia. Tanto el Shalom como la Hesiquia no solo significan ausencia de conflictos o de guerras sino el deseo de que Dios, dador de todo bien, esté en nosotros y nos conceda todo lo que necesitamos, especialmente la paz y la unión con él.

En la primera lectura escuchábamos la fórmula de bendición que se empleaba y que recoge lo que es Dios para su pueblo: bendición y paz; un entrar en armonía, con nosotros, con los demás y con toda la creación. Un descansar en él.
Pidamos al finalizar y al comenzar un nuevo año, que podamos vivir en esta paz que procede de Dios, que la hagamos realidad con nuestro trabajo y oración. En una palabra, que el Señor nos acompañe, nos bendiga y sea nuestra paz.

 El autor de las homilías es el Padre José A. Heredia Otero O.P. y miembro de nuestra Fraternidad Monásica Virtual 

La torre inexpugnable

La ausencia de Su Presencia

Acerca de blog del Santo Nombre

"…Porque en realidad, Él no está lejos de cada uno de nosotros. En efecto, en Él vivimos, nos movemos y existimos..." (Hechos de los Apóstoles 17, 27-28) La espiritualidad que predicamos puede encuadrarse en la línea del Hesicasmo católico. Consideramos a la oración de Jesús como un camino espiritual integral que nos lleva a vivir en la presencia de Dios y nos prepara a la contemplación silente del misterio de Cristo en el corazón. Nuestras referencias principales son los Santos Evangelios; la Filocalía, especialmente Nicéforo el Monje, Gregorio Sinaíta y Calixto e Ignacio; los relatos de un peregrino ruso, las cartas de la oración de Jesús de Esteban de Emaús y el libro "La práctica de la presencia de Dios" del hermano Lorenzo. Mi nombre es Mario Héctor Rovetto, vivo en Córdoba, Argentina. En 2009 inicié el "Hesiquía blog" que hoy permanece como blog subsidiario de elsantonombre.org Junto a Lourdes León que me ayuda de manera estable desde principios de 2020 llevamos adelante varias páginas como "Fraternidad monástica virtual", "Vidas místicas" y otras. Nuestras actividades principales son brindar el curso de Filocalía, el curso de Fenomenología de Psiqué y la escritura de posts que luego agrupamos en formato libro para su publicación. Ejemplos de ello son "Desde la ermita" o "Dios habla en la soledad" que se hallan en el blog elsantonombre.org o en Amazon. En el primer semestre de 2012 intentamos formar una pequeña comunidad monástica laica llamada "Fraternidad del Santo Nombre" que duró unos pocos meses en la localidad de Unquillo, Pcia. de Córdoba. Un proyecto similar aún alienta en nuestro corazón y esperamos reiniciarlo pronto. Aquí la página de entonces con esbozos de la regla de vida: http://elsantonombre.blogspot.com/ Un abrazo fraterno para todos, invocando el Santo Nombre de Jesús.
Esta entrada fue publicada en Meditaciones. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Santa María Madre de Dios.

  1. Pingback: Homilías – Contemplata allis tradere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s