Desapego

Photo by Patrick Porto on Pexels.com

Para lograr el desapego total no basta con la desgracia. Es necesario una desgracia sin consuelo. Es necesario no tener consuelo. Ningún consuelo representable. Es entonces cuando desciende el consuelo inefable.

Condonar las deudas. Aceptar el pasado sin pedirle compensación al futuro. Detener inmediatamente el tiempo. La aceptación de la muerte es también eso. “Él se vació de su divinidad!1. Vaciarse del mundo. Asumir la condición de esclavo. Reducirse al punto que se ocupa en el espacio y en el tiempo. A nada.

Despojarse del señorío imaginario del mundo. Soledad absoluta. Es entonces cuando se posee la verdad del mundo. Dos maneras de renunciar a los bienes materiales:

Privarse de ellos en aras de un bien espiritual. Concebirlos y tenerlos por condiciones de bienes espirituales (ejemplo: el hambre, el cansancio y la humillación ofuscan la inteligencia y entorpecen la meditación), y, con todo, renunciar a ellos. Sólo esta segunda clase de renuncia es desnudez espiritual.

Es más. Los bienes materiales apenas serían peligrosos si aparecieran solos y no vinculados a bienes espirituales. Renunciar a todo cuanto no sea la gracia, y no desear la gracia.

La extinción de deseo (budismo) o el desapego -o el amor fati2– o el deseo del bien absoluto, es siempre lo mismo: vaciar el deseo, la finalidad, de todo contenido, desear en vacío, desear sin anhelo.

Separar nuestro deseo de todos los bienes, y esperar. La experiencia enseña que dicha espera es fructífera. Se adquiere entonces el bien absoluto.

Para todo, y más allá de un propósito concreto, cualquiera que sea, querer en vacío, querer el vacío. Porque un vacío es para nosotros ese bien que no podemos representarnos ni definir. Pero ese vacío está más lleno que todos los llenos.

Si llegamos hasta ahí, estaremos fuera de peligro, porque Dios colma el vacío. No se trata en absoluto de un proceso intelectual en el sentido en que hoy lo entendemos. La inteligencia nada tiene que buscar: tiene que limpiar el terreno. Tan sólo es útil para las tareas serviles.

El bien es para nosotros una nada, puesto que ninguna cosa es buena. Pero esa nada no es irreal. Comparado con ella, todo cuanto existe es irreal.

Rechazar las creencias colmadoras de vacíos que endulzan las amarguras. La de la inmortalidad. La de la utilidad de los pecados: etiam peccata3. La del orden providencial de los acontecimientos -en una palabra , “los consuelos” que comúnmente se buscan en la religión-.

Amar a Dios a través de la destrucción de Troya y de Cartago, y sin consuelo. El amor no es consuelo, es luz.

SIMONE WEIL. LA GRAVEDAD Y LA GRACIA .

Trotta, Madrid, 2001. Extracto pp. 63-64

——————————————————————————–

1Flp 2,7. Es decir, “Dios se vació de su divinidad”. Simone Weil trata de expresa con palabras de San Pablo uno de las conceptos claves de su pensamiento: la creación es simultáneamente un acto de generosidad y de negación o renuncia.

2El amor fati representa la obediencia al orden del mundo, la aceptación del destino, una aceptación valiente, no pasiva como la resignación.

3Palabras con que desde antiguo (siglo XII) se suela glosar el versículo de san Pablo (Rm 8,28): “Sabemos que Dios hace concurrir todas las cosas para el bien de los que le amas, de los que son llamados según sus designios”. Es el enunciado más claro en todo el Nuevo Testamento del optimismo cristiano: la Providencia opera siempre en beneficio de los elegidos. San Agustín utilizó la expresión, sin embargo, en un texto que rechazaba al utilización consoladora de la Providencia.

Esta entrada fue publicada en Aportes de los miembros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Desapego

  1. Juan dijo:

    Cuál es el título del extracto? Muchas gracias

    Me gusta

  2. Hno Betocua dijo:

    Paz y bien hn@s: el desapego como muchas cosas tiene un aspecto que da “miedo” pero sobretodo un gran lado positivo que nos hace crecer y nos convierte en seres humanos, plenos y serenos, bendiciones

    Me gusta

  3. Angel Ling Saenz dijo:

    Y si más que no desear y no tener..pudiera ser el que deseando y teniendo…esto es siendo ricos…lo ENTREGEMOS …
    Y así entremos en la estructura del Hijo ..de que siendo MAS al entregarse se hace menos.. para hacernosmas a los otros..
    Ls cruz desnuda vale en cuanto es camino a la resurrección gloriosa en la fe y la esperanza. .
    Así la ascesis es no no tener o ser ..sino tener y ser Dando y dándome a los otros..
    De egocentrismo pasar al alterocentrismo ….
    Espero comentarios.. .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s