Espíritu de Dios

Meditación vigésimosegunda

La Gracia es el espíritu de Dios, el cual desciende sobre el alma humana. Puede allí no encontrar cabida cuando no se la acepta libremente.

La fe en el Amor Divino desbordante y en la gracia, justifica la esperanza de una salvación universal aunque debido a la principal posibilidad vigente de la resistencia a la gracia, también subsiste la posibilidad de la perdición eterna.

Puede que la gracia no llegue de forma inmediata al hombre sino por medio de personas elegidas. Una persona puede de diferentes modos servir a la salvación de otros.

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein)

Imagen extraída de flickr.com

Haz click aquí para dejar tu comentario

Textos de hoy:

El miedo y la confianza

San Pedro Poveda

Acerca de Hermana Lourdes

Me sumé a participar del blog El Santo Nombre a finales de 2019. He buscado a Dios y a la Verdad toda mi vida. Conociéndome a mí misma, conociendo el mundo, tal como el Maestro nos indicó, sigo los latidos del Corazón.
Esta entrada fue publicada en Ejercicios espiritules, Meditación diaria y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s