Sosiego y quietud

Meditación vigésimosexta

Para guardar lo primero, que es resignación, le conviene que de tal manera viva en el monasterio como si otra persona en él no viviese. Y así, jamás se entremeta, ni de palabra ni de pensamiento, en las cosas que pasan en la comunidad ni de las particulares, no queriendo notar ni sus bienes, ni sus males, ni sus condiciones; y, aunque se hunda el mundo, ni querer advertir ni entremeterse en ello, por guardar el sosiego de su alma; acordándose de la mujer de Lot, que, porque volvió la cabeza a mirar los clamores y ruido de los que perecían, se volvió en dura piedra (Gn. 19, 26).


Esto ha menester guardar con gran fuerza, porque con ello se librará de muchos pecados e imperfecciones y guardará el sosiego y quietud de su alma, con mucho aprovechamiento delante de Dios y de los hombres.

Extraído de Avisos a un religioso para alcanzar la perfección de San Juan de la Cruz

Imagen extraída de pinterest.com

Haz click aquí para dejar tu cometario

Textos de hoy;

Consagrados… (Audios y texto)

Renunciar a sí mismo

Acerca de Hermana Lourdes

Me sumé a participar del blog El Santo Nombre a finales de 2019. He buscado a Dios y a la Verdad toda mi vida. Conociéndome a mí misma, conociendo el mundo, tal como el Maestro nos indicó, sigo los latidos del Corazón.
Esta entrada fue publicada en Ejercicios espiritules, Meditación diaria, Santo Nombre y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sosiego y quietud

  1. Que riqueza y profundidad la de San Juan de La Cruz, es excepcional. En este caso la recomendación de la concentración en lo único necesario. Un abrazo fraterno a todos invocando el Santo Nombre de Jesús.

    Me gusta

  2. Francisco Javier Morales dijo:

    Gran consejo que nos da S. Juan De la Cruz muy acertado para nuestra vida espiritual especialmente en estos momentos que vivimos. Son tiempos difíciles pero sólo si nos apoyamos en nuestras fuerzas mas si nos apoyamos en El todo lo podremos porque El es nuestra fuerza El es la Roca eterna. Todo lo podemos en Aquel que nos conforta.Solo El es el camino la verdad y la vida.
    Alabado y glorificado por los siglos de los siglos nuestro Señor Jesucristo, el Cordero De Dios. Jesús en vos confió y a Tu santa voluntad me abandono.
    JMJ, + AMDG,AHM

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s