Silencioso diálogo

Meditación vigésimo-octava

Photo by Kai Pilger on Pexels.com

Unicamente Dios puedes acoger totalmente la entrega de un ser humano, y así entregada, el hombre no pierde su alma, sino que la gana. Y unicamente Dios puede donarse a sí mismo a una persona de tal modo que pueda llenar su alma sin perder nada de sí.

Necesitamos horas, en las cuales guardando silencio, dejemos que la Palabra Divina actúe en nosotros…

En el silencioso diálogo del corazón con Dios, se preparan las piedras vivas, con las cuales se edifica en Reino de Dios.

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein)

Haz click aquí para dejar tu comentario

Textos de hoy:

Las puertas del silencio

Oración del Corazón

Acerca de Hermana Lourdes

Me sumé a participar del blog El Santo Nombre a finales de 2019. He buscado a Dios y a la Verdad toda mi vida. Conociéndome a mí misma, conociendo el mundo, tal como el Maestro nos indicó, sigo los latidos del Corazón.
Esta entrada fue publicada en Ejercicios espiritules, Meditación diaria, Santo Nombre y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s