En María descubrimos lo que somos

Tiempo de Adviendo – Meditación décima


Bendita y alabada sea la purísima e inmaculada concepción de la bienaventurada Virgen María.

“Dios es lo mismo para todos. No puede tener privilegios y preferencias. Para Él todos somos inmaculados. La fiesta de María es siempre un motivo de alegría. Dios es el fundamento de todo ser, de todo ser humano. La plenitud nunca puede consistir en quitar algo, aunque se trate de un pecado. La plenitud está en el origen de todo ser, no se debe al esfuerzo personal a través de una vida.”


Pablo nos dice: “Él nos eligió, en la persona de Cristo para que fuésemos santos e inmaculados ante Él por el amor.”
Lo que descubrimos en María, debemos descubrirlo en nuestro propio ser. Lo que hay de divino en nosotros será siempre inmaculado. Tomar conciencia de esta realidad, sería el comienzo de una nueva manera de entendernos a nosotras mismas y de entender a los demás. Podemos decir que María es inmaculada, porque vivió esa realidad de Dios en ella. Dios no hace excepciones ni tiene privilegios con nadie. María no es una excepción sino la normal. En María descubrimos la verdadera vocación de todo ser humano.


Ser como María no es la meta de la mujer o del hombre, ya que partimos de la misma realidad de la que ella partió. Lo que estamos celebrando en esta fiesta de María nos indica el punto de partida de nuestra trayectoria humana, no el punto de llegada. En resumen Dios no puede darnos nada porque ya nos lo ha dado todo. Todo lo que tenemos de Dios, lo tenemos desde siempre. Nuestra plenitud en Dios, es de nacimiento, es nuestra denominación de origen, no una elaboración añadida a través de nuestra existencia. Lo que hay en nosotras de divino, no es consecuencia de un esfuerzo personal, sino la causa de todo lo que podemos llegar a ser. Aquí está la buena noticia que quiso transmitirnos Jesús, tan desconcertante que le costó la vida.

Extraído de Misioneras de la Inmaculada Concepcion

Imagen extraída de trecetv.es

Dale aquí para dejar tu comentario

Enlaces recomendados de hoy:

Inmaculada Concepción

Lugares Sagrados

Acerca de Hermana Lourdes

Me sumé a participar del blog El Santo Nombre a finales de 2019. He buscado a Dios y a la Verdad toda mi vida. Conociéndome a mí misma, conociendo el mundo, tal como el Maestro nos indicó, sigo los latidos del Corazón.
Esta entrada fue publicada en Ejercicios espiritules, Meditación diaria, Santo Nombre y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a En María descubrimos lo que somos

  1. Maigualida García dijo:

    Uno de los pequeños “roces” que tengo en la Iglesia tiene que ver con María; me parece que hubiera una devoción paralela e independiente y hasta competitiva con el Padre y con el Hijo, y hasta con las distintas advocaciones entre sí. Normalmente opto por callarme, pero otras no puedo. Hace poco tuve que escribir en el grupo de la parroquia argumentando bíblicamente que no hay “corredención”, como lo afirmó una Ministro (ejemplificando con “piloto y copiloto”) al inicio de la misa. Por ello me identifico plenamente con la Meditación: “eso” y “así”es como yo lo creo y lo vivo en mi espiritualidad y en mi práctica eclesial, pero no es fácil… Gracias por publicar ese texto. Dios los bendiga.

    Me gusta

  2. Silvia dijo:

    Paz y Bien .
    Nuestra madre , es nuestro modelo a seguir .
    Abramos nuestros corazones para que su hijo nasca en cada uno de nosotros , y nuestra alma se empape de su amor infinito y misericordioso .
    Saludos desde chile .
    Bendecida tarde .

    Me gusta

  3. José del Cordero dijo:

    …Para Él todos somos inmaculados… lo siento, pero no me parece acertado…
    Todos estamos llamados a ser inmaculados o seremos inmaculado cuando estemos delante de Él, pero decir que yo soy inmaculado como María, me parece muy osado…soy un pecador con la conciencia de que Dios me quiere y me ama y que la Salvación no depende de mí sino que es un don, pero el rechazo al pecado y a la maldad es una opción personal con la que batallo cada día hasta el final de mi camino.
    Gracias por las meditaciones

    Le gusta a 1 persona

    • Hermana Lourdes dijo:

      Amado hermano;
      Gracias lo primero por su comentario. Si le digo lo que yo he sentido al leerlo, se refiere más bien, a que Dios nos ha creado a su imagen y semejanza, con lo cuál, Dios mismo habita en nosotros como lo que Es. Es decir, Él mismo. La esencia más pura e Inmaculada en nosotros es la Esencia de Dios mismo. La figura de María, bajo lo que entiendo, es un reflejo de mí misma que con él, me recuerda que eso mismo está en mí, más allá de mis innumerables imperfecciones.
      Espero este aporte solo añada un punto de percepción diferente sobre lo mismo.

      Bendiciones hno José. Paz y bien en su corazón.

      Me gusta

  4. Pingback: Lo que descubrimos en María – El Santo Nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s