Corazón de Dios

Jueves Santo

El Jueves Santo es, según un cantar popular castellano, uno de los tres jueves del año que relucen más que el sol.
Y no es para menos: en vísperas de dar su vida por nosotros, Jesús nos hace tres regalos preciosos de su amor, que son constitutivos, partes esenciales de su Iglesia:

1) Lava los pies a sus apóstoles, dándonos el “mandamiento nuevo” del Amor.
2) Instituye la Eucaristía, el “Amor de los amores”.
3) Instituye el Ministerio Sacerdotal, dando a los Apóstoles y a sus sucesores poderes verdaderamente asombrosos: especialmente consagrar la Eucaristía, y absolver los pecados.

  • Lavar los pies: El gesto en sí es verdaderamente asombroso (Tarea de esclavos)
  • Significación profunda: ni mera cortesía, ni gesto exterior de humildad demagógica; sino manifestación profunda de un amor servicial hasta la muerte…
  • Amor: palabra manoseada, ensuciada, oscurecida… Pero con Jesús, las cosas recuperan su lugar: “no hay amor más grande…”; “les doy un mandamiento nuevo: que se amen mutuamente como yo los he amado”…

El A.T. conocía ya el mandamiento del amor, pero con una medida humana: amar al otro como a sí mismo…
Ahora el Señor da una medida divina: “como yo los he amado…”

Más que un mandamiento, es una gracia, ésta de amar con un corazón nuevo: el Corazón de Dios: amar como Cristo implica ser servidor de todos, poniendo en actitud de disponibilidad todo lo que somos y lo que tenemos (es decir, toda nuestra vida, como Cristo y María). Y dar la vida no sólo en un momento esporádico de excepcional heroísmo, sino principalmente en el heroísmo de todos los días…

Link a texto completo

Extraído de Catholic.net

Imagen extraída de ivoox.com

Deja aquí tu comentario

Enlaces recomendados:

Homilía del Padre José

Conciencia de Cristo

Acerca de Hermana Lourdes

Me sumé a participar del blog El Santo Nombre a finales de 2019. He buscado a Dios y a la Verdad toda mi vida. Conociéndome a mí misma, conociendo el mundo, tal como el Maestro nos indicó, sigo los latidos del Corazón.
Esta entrada fue publicada en Celebraciones litúrgicas, Ejercicios espiritules y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Corazón de Dios

  1. Hno Betocua dijo:

    Paz y bien hn@s: “Más que un mandamiento, es una gracia” sin duda alguna, bendiciones

    Me gusta

  2. Pingback: Cena pascual | Vidas místicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s