Camino de Contemplación

Amados hermanos y hermanas de la fraternidad:

Nuestra hermana Encarna nos ha compartido este hermoso texto de Frank Jalics. Una palabras que nos direccionan directamente al verdadero silencio que habita en el corazón.

Recuerden que pueden compartir por aquí en la medida que lo sientan, todas las vivencias, obstáculos, experiencias, que se os vayan presentando. En el seno de la fraternidad todas son bienvenidas y acogidas. Allá donde un hermano o hermana encuentre una dificultad, al exponerlo quizás pueda verse respondida por la experiencia de otros hermanos que ya hayan pasado por lo mismo. Un abrazo fraterno.

Hay un silencio el cual es médico y terapeuta.

Hay un silencio ante Dios en el cual el recogimiento es un buscador de perlas, donde se sumerge en las profundidades del ser humano y asciende a la superficie con la herida que no había sanado ni reconocido y que le oprimía. Su descubrimiento duele, pero Dios puede hacerse cargo de la herida y sanarla, pues el recogimiento verdadero es Dios mismo.

Trae a la consciencia las heridas ocultas y desconocidas y puede curarlas por completo. Sólo debes dejar que emerjan a la consciencia y padecerlas ante la mirada amante de Dios. Esta mirada sanadora tiene una delicadeza que más de un terapeuta envidiaría. Trae a la consciencia las heridas en el orden en que se hallan en el interior del ser humano. Nunca expone una llaga más profunda que otras que deben sanar antes.

La persona no tiene que curar sus heridas por si mismas, ni tan siquiera analizarlas. No tiene necesidad de desmenuzarlas. Basta con que las contemple y las padezca en presencia de Dios.

Sólo su mirada…sólo Dios las disolverá.

Frank Jalics

Imagen de lecturaymusicaparaelalma.blogspot.com

¡Gracias Encarna por el texto!

“Haz la salmodia con la boca, pero con la voz en silencio y la guía del intelecto, no soportando dejar sin consideración nada de lo que dices; pero, si alguna cosa huye de tu intelecto, retoma el verso cada vez que suceda, hasta que tengas el intelecto atento a seguir lo que dices, puesto que el es capaz, mientras salmodias con la boca, de recordar a Dios”. Teolepto de Filadelfia en Filocalía

Puedes dejar tu comentario aquí

Enlaces recomendados:

Sta. Hildegarda de Bingen – Harpa Dei

Un corazón abundante

Acerca de Hermana Lourdes

Me sumé a participar del blog El Santo Nombre a finales de 2019. He buscado a Dios y a la Verdad toda mi vida. Conociéndome a mí misma, conociendo el mundo, tal como el Maestro nos indicó, sigo los latidos del Corazón.
Esta entrada fue publicada en Ejercicios espiritules, Santo Nombre y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Camino de Contemplación

  1. Ángel Ling saenz dijo:

    En la contemplación mutua…mi misterio y Su Misterio..
    Encuentro de intimidad…
    Vida nueva ¡¡
    Mara natha….¡¡

    Me gusta

  2. José A. dijo:

    Qué importante ese silencio y ese recogimiento que es Dios y qué importante ese ejercicio sencillo y necesario, poderoso diría yo, que consiste en poner nuestras heridas ante la mirada «amante» de Dios. Es tan sencillo que nos puede parecer hasta simple, en cambio, es lo que cura de verdad, pues cuando aparecen las heridas puedo revolverme contra ellas o dejarlas a la luz de su mirada amorosa. Este saber que alguien me mira con amor, que no mira ni juzga mi insensatez, este padecer la mirada amorosa de Dios es lo que realmente cura y nos dice: «anda y en adelante, no peques mas».

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s